Nanoesponjas para neutralizar el ataque de una bacteria resistente a los antibióticos

DRA. MARNET - 26 de mayo de 2015 - 09:35

Nanoesponjas para neutralizar el ataque de una bacteria resistente a los antibióticos

Martes 26 mayo 2015.- Un nuevo gel que contiene nanoesponjas capaces de absorber toxinas podría llevar a un tratamiento efectivo para ciertas infecciones causadas por la bacteria Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), o MRSA por sus siglas en inglés, una de las tan temidas bacterias resistentes a los antibióticos.

Este hidrogel de nanoesponjas minimizó el crecimiento de lesiones en la piel en ratones infectados con SARM, sin la utilización de antibióticos.
Una forma de tratar estas infecciones es eliminar las toxinas, que actúan como un arma y como escudo de defensa para las bacterias que las producen. Sin las toxinas, las bacterias se debilitan de manera notable y quedan desprotegidas, permitiendo al sistema inmunitario del cuerpo matarlas más fácilmente, sin el uso de fármacos.
Para producir el hidrogel de nanoesponjas, el equipo de Liangfang Zhang, de la Escuela Jacobs de Ingeniería, dependiente de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, esparció por el hidrogel las nanoesponjas, que son nanopartículas que absorben las toxinas peligrosas producidas por la SARM, la E. coli y otras bacterias resistentes a los antibióticos.



Por su parte, el hidrogel está hecho de agua y polímeros. El hidrogel mantiene las nanoesponjas en su lugar de manera que puedan eliminar las toxinas del punto infectado. Las nanoesponjas en solitario son difíciles de utilizar en tejidos locales debido a que se diseminan hacia otras partes del cuerpo muy rápidamente. Integrando las nanoesponjas en un hidrogel, se logra retenerlas en el punto de infección.
Dado que el tratamiento con hidrogel de nanoesponjas no implica a antibióticos, es probable que no se vea afectado por la actual resistencia bacteriana a los antibióticos. Además, la ausencia de estos en el tratamiento seguramente evitará que las bacterias desarrollen nuevas resistencias.
Fuente: www.DiarioSalud.net