De la panza al pecho, hay sólo un trecho

DRA. MARNET - 8 de junio de 2015 - 10:11

De la panza al pecho, hay sólo un trecho

Lunes 8 junio 2015.- Las mujeres podrán dentro de poco matar dos pájaros de un tiro: quitarse esos kilos de más de su abdomen y aumentar el tamaño de sus senos.Una investigación publicada por la revista Chemistry and Industry Magazine, ofrece detalles de una nueva técnica en la que usa células madre de grasa concentrada en la zona abdominal o en los glúteos.

Sus autores, un grupo de científicos de la compañía Cytori Therapeutics, dicen que el tratamiento, que ya se puso a prueba con 19 mujeres en Japón, puede realizarse en una hora.
La terapia podría ser de gran ayuda a pacientes que fueron sometidas a masectomía, pero una vez patentada, podría convertirse en un gran rival de la silicona en las cirugías estéticas.

Nada nuevo bajo el sostén

El uso de tejido adiposo del propio cuerpo para reconstruir otras áreas no es una idea novedosa, pero a menudo las técnicas fallan debido a que la grasa se reabsorbe.
Pero en este caso, la sustancia elaborada por el equipo de Cytori Therapeutics, estimula al propio tejido de los senos a desarrollarse y adquirir mayor masa.
Los mismos autores no están seguros de cómo se produce este fenómeno, pero sospechan que las células madre emiten señales que actúan sobre los vasos sanguíneos haciendo que éstos alimenten y hagan crecer un nuevo tejido.
Rajiv Grover, de la Asociación Británica de Cirujanos Estéticos y Plásticos, calificó la investigación como "positiva para la medicina", pero puso en dudas los resultados inmediatos para la cirugía cosmética.
"Necesitamos averiguar cómo funcionan estas células una vez que han sido implantadas en el pecho, antes de proclamar cualquier gran resultado", manifestó.

Sin efectos secundarios

Según los autores del procedimiento terapéutico, al que llaman "Celution", de las 19 mujeres que recibieron el tratamiento en Japón, todas tuvieron al menos masectomías parciales y hasta el momento no presentaron graves efectos secundarios.
Las pruebas continúan y la compañía espera introducir la terapia en Europa a comienzos del próximo año.
Para la paciente representa la extracción de materia grasa a través de los procedimientos tradicionales de liposucción.
Las células madre que se obtienen se procesan inmediatamente y pueden ser inyectadas una hora más tarde en un tratamiento que se extiende en un período de seis meses.
Según la compañía, la terapia puede costar algunos miles de dólares, pero no será mucho más cara que las cirugías convencionales.
Fuente: www.DiarioSalud.net