Salud dental y fertilidad femenina

DRA. MARNET - 17 de agosto de 2015 - 10:43

Salud dental y fertilidad femenina

Lunes 17 agosto 2015.- Un nuevo estudio afirma que una salud dental deficiente dificulta la fecundación Las enfermedades periodontales severas afectan en Europa a alrededor del 10% de la población. Son afecciones que se han vinculado a problemas de corazón, diabetes de tipo 2 y aborto involuntario, además de a una mala calidad del esperma en los hombres. Un nuevo estudio añade ahora que una salud dental defectuosa puede retrasar hasta dos meses el embarazo y se suma a otros factores ya conocidos que afectan a la fertilidad femenina, como la obesidad, el tabaquismo o el estrés.

Una salud dental deficiente es tan perjudicial para la fertilidad como la obesidad. Así concluye un estudio publicado en la revista "Obstetrics and Gynecology". Las mujeres con enfermedades de encías pueden tardar hasta siete meses en quedarse embarazadas, dos meses más que la media. Los autores de la investigación, de la University of Western Australia, que han analizado a 3.500 mujeres, creen que la causa es la inflamación en las encías, ya que si no se controla puede desencadenar reacciones capaces de alterar el funcionamiento normal del cuerpo.



Las enfermedades periodontales severas afectan a alrededor del 10% de la población europea. Pese a que las dolencias en las encías ya se habían vinculado a los problemas cardiovasculares, a la diabetes mellitus 2, a la artritis y al aborto involuntario, además de a la mala calidad del esperma, hasta ahora no se las relacionaba como una de las causas que pueden reducir las posibilidades de embarazo.

Antes del embarazo, ¡al dentista!

Tras los resultados, los investigadores recomiendan a las mujeres que quieren quedarse embarazadas que cuiden su salud dental, además de dejar el tabaco y el alcohol, evitar el sobrepeso y tomar ácido fólico. Para evitar problemas mayores, quienes desean quedarse embarazadas deberían ir al dentista para realizarse un examen bucal y, si fuera necesario, los tratamientos oportunos. Esto aumentará las probabilidades de embarazo y evitará tratamientos dentales durante la gestación, si se logra el cometido.
Beber más de tres o cuatro cafés al día parece influir en la tasa de fertilidad
La afección periodontal es una enfermedad crónica, infecciosa e inflamatoria de las encías y los tejidos de soporte. Está provocada por las bacterias que habitan en la cavidad bucal de todas las personas. Sin control, se desarrolla inflamación alrededor del diente, que provoca separación de la encía y bolsas periodontales infectadas. La inflamación desencadena, con el paso del tiempo, una serie de eventos destructivos que, incluso, pueden llegar a la circulación. El cepillado y el uso de hilo dental es la mejor manera de prevenirla.

Otros factores de infertilidad femenina

La causa más común de infertilidad femenina es un trastorno de la ovulación, seguido de otros problemas, como bloqueo de las Trompas de Falopio, que puede darse cuando se ha sufrido enfermedad inflamatoria pélvica o endometriosis; anomalías congénitas (defectos de nacimiento) que afecten la estructura del útero; fibromas uterinos; y tener más de 35 años. El hipotiroidismo sin tratar también se ha asociado con una reducción de la fertilidad femenina. En el hipotiroidismo no controlado, además de aumentar la hormona que regula la tiroides (tirotropina), se incrementan los niveles de otra hormona denominada prolactina. En exceso, la prolactina causa alteraciones en el ciclo y en la ovulación, y provoca infertilidad.
Otros factores ambientales y modificables, como el tabaco, el alcohol, el estrés, la obesidad o una excesiva delgadez, también pueden disminuir las posibilidades de fecundidad en el sexo femenino. Una revisión bibliográfica de la Clínica Universidad de Navarra sobre epidemiología aseguraba que cualquier dosis de tabaco consumida de forma diaria reduce la fertilidad en mujeres obesas y con sobrepeso, mientras que en quienes alcanzan un peso normal las posibilidades de embarazo se disminuyen a partir de los 16 cigarrillos diarios. La revisión también destaca que la media de tiempo para conseguir un embarazo ronda los 7 meses, pero en mujeres obesas puede llegar a 11.

Tratamiento y cambio de hábitos

La infertilidad provocada por factores no ambientales se puede tratar con fármacos, cirugía, inseminación artificial o técnicas de reproducción asistida, en ocasiones, de manera combinada. No obstante, en muchos casos basta con modificar determinados hábitos para incrementar de manera natural las posibilidades de quedar embarazada. Dejar de fumar y alimentarse de forma adecuada es esencial. Otra práctica que debe cambiarse es el consumo de alcohol y de cafeína. Al parecer, beber más de tres o cuatro cafés al día influiría en la tasa de fertilidad, según los estudios revisados.
Reducir los niveles de estrés también puede ser de ayuda y es recomendable conocer los mejores días del ciclo menstrual para quedarse embarazada. Hay indicadores biológicos, como el moco cervical o la temperatura corporal, que permiten a la mujer reconocer los días fértiles, con un mínimo entrenamiento.
La mayoría de la población supone que un día tendrá descendencia y será un proceso natural y sin complicaciones. Cuando esto no sucede y la creación de una familia se convierte en un asunto médico, la lucha para concebir puede crear problemas emocionales y de relación. Ante un diagnóstico de infertilidad, se pueden experimentar emociones negativas como el shock, ansiedad, depresión, pena, culpa, ira, resentimiento, vergüenza y aislamiento.

INFERTILIDAD FUTURA

Un reciente estudio publicado en la revista "Endocrinology" afirma que los ratones cuyas madres registran niveles bajos de la proteína grelina, que participa en el balance energético y en el metabolismo, son menos fértiles. Aunque se sabía que esta proteína regula la función reproductiva en animales y humanos, los investigadores de la Yale University School of Medicine de New Havn (EE.UU.) han examinado el efecto de su deficiencia en la programación de desarrollo de la fertilidad femenina.
A pesar de que el trabajo se ha llevado a cabo en ratones, los especialistas aseguran que tiene implicaciones significativas para las mujeres: los niveles bajos de grelina podrían programar el desarrollo del útero en las hijas de las mujeres obesas y provocar que sean menos fértiles.
Fuente: www.DiarioSalud.net