Tratamiento con calor da buen resultado en verrugas plantares

DRA. MARNET - 1 de septiembre de 2015 - 13:19

Tratamiento con calor da buen resultado en verrugas plantares

Martes 1 septiembre 2015.- Un tratamiento con calor aliviaría las molestias y los dolores que causan las verrugas plantares, afirmó un equipo de investigadores en China.
Las verrugas plantares son crecimientos cutáneos en las plantas de los pies debido a una infección con el virus del papiloma humano (VPH), que ingresa al organismo a través de pequeñas heridas en la piel. Las verrugas aparecen en los puntos de presión de los pies, como los talones o el metatarso.
Se pueden diseminar si no se tratan con medicamentos o soluciones de venta libre o recetados por el médico, o mediante técnicas de congelamiento, láser o cirugía. Pero esos tratamientos varían en los resultados.
El equipo de Xing-Hua Gao, del Hospital No. 1 de la Universidad Médica de China, en Shenyang, logró tratar exitosamente las verrugas plantares con un dispositivo infrarrojo patentado, que calienta las verrugas a 44 grados Celsius sin tocar la piel del paciente.
Ese enfoque, llamado hipertermia localizada, curó las infecciones plantares a casi el 54 por ciento de los pacientes tratados y redujo el dolor al caminar asociado con las verrugas en el 80 por ciento de los participantes.
La hipertermia por encima de los 43 grados causa la muerte celular, explicó el equipo en Journal of Infectious Diseases. La técnica localizada a entre 39 y 48 grados ya se utilizó para tratar algunos tumores.
El equipo mencionó curaciones previas de verrugas plantares con el mismo dispositivo, pero a 45 grados y en pacientes conscientes del tratamiento recibido.
En el nuevo estudio, 54 pacientes ignoraban qué tratamiento recibirían. El equipo les habló sobre un punto rojo que podría inducir o no calor en la verruga plantar más dolorosa o grande.
A 28 pacientes se les trató una verruga plantar con 44 grados durante 30 minutos. Según el equipo, esa temperatura es tolerable.
El tratamiento se realizó durante tres días consecutivos con un seguimiento de dos días más a las dos semanas. A otros 26 pacientes, de la misma edad y con infecciones plantares similares, se les aplicó un placebo.
A los tres meses, 15 de los 28 pacientes tratados con calor (casi el 54 por ciento) no tenían signos de la verruga tratada, a diferencia de apenas tres de los 26 pacientes que recibieron un placebo (menos del 12 por ciento).
Doce personas tratadas con calor y dolor inicial dijeron que sintieron menos dolor al caminar, a diferencia de dos pacientes tratados con placebo.
Si este enfoque demuestra su efectividad en otros estudios, "podría estar disponible para toda la población en dos o tres años", dijo Gao a Reuters Health.
Fuente: www.DiarioSalud.net