Constatada la relación entre depresión y la acumulación de grasa visceral

DRA. MARNET - 9 de septiembre de 2015 - 10:09

Constatada la relación entre depresión y la acumulación de grasa visceral

Miércoles 9 septiembre 2015.- Podría explicar porqué la depresión eleva el riesgo de cardiopatía.
Según concluye un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) y publicado en el último número de la revista Psychosomatic Medicine (2009;71:410-416), la depresión se asocia con una acumulación de grasa visceral -depósitos ocultos alrededor de los órganos abdominales-, lo que aumenta mucho más el riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes que la grasa subcutánea en esa zona, que es más evidente.

La bibliografía recoge numerosas evidencias en las que se constata que la depresión eleva el riesgo de cardiopatía, una relación en el que no se han identificado las causas. Ahora, como explica la Dra. Susan A. Everson-Rose, investigadora principal del estudio, "nuestros resultados sugieren que la adiposidad central o grasa abdominal es una vía importante por la que la depresión favorece el riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes. Los síntomas depresivos estuvieron claramente asociados con los depósitos de grasa visceral, que es la que produce enfermedad".

En el trabajo, llevado a cabo con 409 mujeres de mediana edad, el equipo halló una relación sólida entre los síntomas depresivos y la grasa abdominal, según estudios por tomografía computarizada. Esa asociación fue mayor en las mujeres con obesidad y sobrepeso.

Así, las mujeres con alto resultado en una escala estandarizada para medir la depresión tenían un 24,5% más grasa visceral que aquellas con resultados más bajos. Los resultados fueron los mismos para las mujeres afroamericanas y las blancas.

Por el contrario, el equipo no halló una relación entre los síntomas depresivos y la grasa subcutánea.

La asociación entre la depresión y la grasa visceral se mantuvo aún tras considerar otras variables que podrían explicar la acumulación de ese tipo de grasa, como el nivel de actividad física.

La razón para esta asociación podría explicarse, según concluyen los autores, porque "la depresión podría provocar la acumulación de grasa abdominal al aumentar la producción de cortisol y ciertas sustancias inflamatorias".
Fuente: www.DiarioSalud.net