Retrasar la colocación de tubos auditivos en niños no afecta a su desarrollo

DRA. MARNET - 15 de septiembre de 2015 - 08:31

Retrasar la colocación de tubos auditivos en niños no afecta a su desarrollo

Martes 15 septiembre 2015.- No es necesario que los padres se apresuren a decidir si sus hijos deberían recibir un implante de tubos de ventilación en los oídos cuando sufren de acumulación persistente de fluido. Esa es la conclusión de un estudio reciente del Children's Hospital of Pittsburgh (Estados Unidos) publicado en "The New England Journal of Medicine".
El estudio no halló retrasos significativos ni permanentes en el desarrollo relacionados con la audición en aquellos niños en los que no se implantaron los tubos auditivos inmediatamente.
En el estudio participaron 6.350 niños que fueron evaluados regularmente para detectar efusión del oído medio durante los primeros tres años de vida. Durante ese tiempo, se halló que 429 niños tenían fluido persistente en los oídos, lo que significa que el fluido permanecía durante más de 90 días.
Se asignó aleatoriamente a los niños para que se sometieran inmediatamente a cirugía de implantación de tubos auditivos o a esperar, a veces hasta nueve meses, antes del procedimiento. Los investigadores evaluaron periódicamente a los niños hasta que tenían entre 9 y 11 años de edad. Para el final del estudio tenía información completa sobre 391 de los niños, 195 del grupo de cirugía inmediata y 196 del grupo de tratamiento retrasado. Del grupo de retraso, 180 niños nunca se sometieron al procedimiento.
Todos los niños fueron sometidos a una batería de evaluaciones del desarrollo a los 3, a los 4, a los 6 y entre los 9 y los 11 años de edad.
No hubo diferencia estadísticamente significativas entre los pacientes que recibieron inmediatamente los tubos auditivos y los que esperaron.
"No hallamos diferencias en los resultados", aseguraron los investigadores. "Si su hijo no está enfermo por otras causas y no hay problemas con infecciones frecuentes, deben hacer exámenes de audición en intervalos de algunos meses y ser observados para establecer si está sucediendo algo desfavorable en el oído".

Fuente: www.DiarioSalud.net