¿Ducharse por la mañana o por la noche?

CaminoCCMSalud - 25 de septiembre de 2015 - 12:27

¿Ducharse por la mañana o por la noche?

Los beneficios que aporta la ducha para la salud son muy diferentes según el momento del día en que se tome.

(CCM Salud) - Tomar una ducha por la mañana contribuye a disminuir el período de somnolencia, influye positivamente en el ánimo de las personas con tendencia a deprimirse y permite que afloren más fácilmente ideas y proyectos nuevos. Ducharse por la noche relaja y ayuda a la piel a renovarse.



Según el doctor Juan José Ortega, vicepresidente de la Sociedad Española de Sueño, "el enfriamiento de las extremidades al despertar provoca vasoconstricción periférica y disminuye el tiempo que tardamos en recuperarnos completamente de las horas de descanso".

Para la doctora Laura Coloma, el contacto con el agua influye positivamente en el estado de ánimo. "A las personas que tienen la tensión arterial baja o psicastenia (una cierta fatiga psíquica sin llegar a estar deprimidos) les cuesta más levantarse por la mañana. Una buena ducha matinal es muy positiva para su organismo y contrarresta esa dominante relajante del sistema", afirma la doctora.

Ducharse por la mañana puede aportar beneficios para la vida profesional. El psicólogo Mark Fenske explica en su libro The Winner's Brain por qué las ideas afloran fácilmente mientras nos duchamos. "Es una situación en la que estamos conscientes, pero obramos de manera mecánica, sin prestar demasiada atención. Esta relajación de los sentidos permite al cerebro trabajar libre y creativamente en proyectos en los que, con el ajetreo diario, apenas podemos pensar", comenta Fenske.

Por otra parte, darse una ducha con agua caliente por la noche se aconseja a aquellas personas que son especialmente nerviosas porque ayuda a conciliar el sueño. "La temperatura periférica es clave en la entrada y salida del sueño. Bañarse con agua caliente (38 °C o más) antes de dormir provoca vasodilatación, incremento de la temperatura periférica y transición a la fase de somnolencia", explica el doctor Juan José Ortega.

Desde el punto de vista de la higiene, ducharse por la noche es muy beneficioso ya que "la producción de sebo tiene su pico en torno al mediodía. Ducharse antes de meterse en la cama ayuda a la piel a renovarse sin tener un tapón de grasa y suciedad", subraya Ana Puelles Lostao, directora técnica de Estética Lostao.

Foto: © Pixabay.