Tomar café retrasa el reloj interno del cuerpo

CaminoCCMSalud - 2 de octubre de 2015 - 16:40

Tomar café retrasa el reloj interno del cuerpo

Tomar dos tazas de café antes de ir a dormir retrasa 40 minutos la llegada del sueño.

(CCM Salud) - Según los resultados de una investigación, tomar dos cafés antes de ir a dormir provoca un retraso en nuestro reloj interno, un mecanismo que tiene la función de indicar a nuestro organismo el momento de ir a dormir. Este es el primer estudio que demuestra que la cafeína puede utilizarse no solo para quitar el sueño, sino también para regularlo.

Los humanos tenemos un reloj interno, también llamado circadiano o biológico, que se encarga de sintonizar el organismo con los ciclos de día y noche a través de un mecanismo bioquímico. Gracias a este reloj, las personas sabemos cuándo ha llegado el momento de irnos a dormir, comer o empezar a trabajar. Dicho mecanismo se ve alterado por culpa de señales externas. De este modo, la exposición a una luz brillante a la hora de irse a la cama, por ejemplo, retrasa el tiempo circadiano y nos desvela.

La cafeína, al igual que la luz, influye sobre nuestro reloj interno, de acuerdo con los resultados de un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos y publicados recientemente en la revista Science Translational Medicine.

Durante 49 días los científicos estudiaron el comportamiento de 5 individuos que tomaron una pastilla diaria con la cafeína equivalente a dos cafés, tres horas antes de ir a dormir. Para medir las variaciones en el reloj tomaron como referencia el ciclo de secreción de melatonina. Esta hormona, producida en la glándula pineal situada en el cerebro, anuncia al organismo la llegada de la noche y desencadena el sueño.

Al comparar el efecto que ejerce la cafeína sobre el reloj con la exposición a una luz brillante descubrieron que la cafeína había retrasado el reloj 40 minutos, la mitad del efecto producido por la luz.

De acuerdo con los científicos, la cafeína puede servir no solo para quitar el sueño, sino también para regularlo, si se administra en el momento adecuado.

Foto: © Pixabay.