Premio Nobel por hallar cómo se repara el ADN

CaminoCCMSalud - 13 de octubre de 2015 - 13:26

Premio Nobel por hallar cómo se repara el ADN

El descubrimiento de cómo las células reparan su ADN dañado para evitar enfermedades ha sido premiado con el Nobel de Química 2015.

(CCM Salud) - Tres investigadores han recibido el Premio Nobel de Química 2015 por descubrir cómo las células detectan y reparan errores en su código genético para impedir mutaciones que generan enfermedades. Los descubrimientos aportados por dichos investigadores han servido para desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer.



El médico sueco Tomas Lindahl halló en 1974 un primer mecanismo de reparación de errores al descubrir que ciertas enzimas cortan pequeños trozos de ADN dañado para proteger el resto de la cadena.

Aziz Sancar, médico y biólogo de origen turco, dio a conocer en 1983 cómo otras enzimas cortan cadenas mucho más largas de ADN dañado y permiten al genoma seguir funcionando correctamente.

El estadounidense Paul Modrich, profesor de la Universidad Duke en Estados Unidos, descubrió en 1989 un tercer mecanismo de reparación que se encarga de corregir erratas durante el proceso de copia o duplicación del ADN. Este mecanismo corrige 999 de cada 1.000 errores de copia.

El ADN es una molécula frágil e inestable pero imprescindible para el funcionamiento de todos los organismos vivos del planeta porque constituye el material genético de las células. Alrededor de dos billones de células de nuestro cuerpo se dividen diariamente para generar nuevas células que se encargan de regenerar los órganos de nuestro cuerpo. Sin embargo, a veces se producen errores en el ADN de las células que dan lugar a mutaciones. Es la mayoría de los casos estas mutaciones son inofensivas, pero con el paso de los años los errores se acumulan y causan enfermedades como el cáncer.

Gracias al trabajo de estos tres investigadores se sabe que las células cancerígenas dependen especialmente de los mecanismos de reparación celular para seguir dividiéndose, lo que ha permitido crear fármacos que inhabilitan estos mecanismos para que enfermen y mueran.

Foto: © Pixabay.