Los antioxidantes pueden propagar el cáncer

CaminoCCMSalud - 20 de octubre de 2015 - 08:54

Los antioxidantes pueden propagar el cáncer

Una dieta rica en antioxidantes podría favorecer la propagación del cáncer en enfermos.

(CCM Salud) - Científicos estadounidenses han descubierto que la administración de antioxiodantes a enfermos de cáncer podría contribuir a la métastasis de la enfermedad, es decir, a la propagación de las células cancerígenas de una parte a otra del cuerpo. Este hallazgo cuestiona los actuales tratamientos basados en la toma de antioxidantes y sugiere uso de sustancias pro-oxidantes para evitar la metástasis.

El descubrimiento se basa en estudios realizados con ratones. Los científicos trasplantaron células de melanoma de pacientes con cáncer a los roedores. Después de administrarles antioxidantes descubrieron que el cáncer se había extendido más rápidamente que en los roedores que no recibieron antioxidantes. Al parecer, durante el proceso de metástasis muchas células cancerígenas no logran extenderse a otras partes del cuerpo porque al entrar en la sangre se oxidan y mueren. En cambio, la administración de antioxidantes a los ratones permitió que más células de melanoma (cancerígenas) sobrevivieran, favoreciendo, así, la metástasis.

El descubrimiento -publicado recientemente en la revista Nature- se atribuye a un equipo de científicos del Instituto de Investigación Infantil de la Universidad de Texas Southwestern (CRI, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos.

Los resultados de esta investigación contradicen la idea general imperante basada en anteriores ensayos clínicos por la que se creía que los antioxidantes ayudaban a combatir el cáncer. "Algunos de estos ensayos tuvieron que detenerse debido a que los pacientes que recibieron los antioxidantes estaban muriendo más rápido", afirma Sean Morrison, director del CRI, según declaraciones recogidas por Europa Press.

A pesar de que la investigación aún no se ha llevado a cabo en personas, los científicos sugieren que el cáncer deberá tratarse con pro-oxidantes y que los enfermos deben evitar dietas que contengan grandes dosis de antioxidantes, presentes, sobre todo, en las verduras, frutas, cereales y legumbres.

Foto: © Pixabay.