La mortalidad materna cae un 44 % en 25 años

CaminoCCMSalud - 16 de noviembre de 2015 - 21:56

La mortalidad materna cae un 44 % en 25 años

Durante los últimos 25 años, la mortalidad por causas relacionadas con el embarazo y el parto se ha reducido a casi a la mitad.

(CCM Salud) - La mortalidad por maternidad se ha reducido un 44 % en los últimos 25 años, según un informe elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF. El mayor descenso se ha registrado en Asia oriental. Las organizaciones internacionales han fijado como objetivo acabar con la mortalidad por maternidad antes de 2030.



El informe reconoce que aunque la mortalidad por maternidad ha disminuido en todo el mundo (de 532.000 muertes en 1990 a 303.000 en 2015), los logros han sido desiguales. En efecto, solo once países (Bhután, Cabo Verde, Camboya, Eritrea, Guinea Ecuatorial, Maldivas, Nepal, República Democrática Popular de Laos, Rumanía, Ruanda y Timor-Leste) consiguieron reducir la tasa de mortalidad materna a menos del 75 % entre 1990 y 2015, de acuerdo a la meta fijada dentro del marco de los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM).

África Subsahariana es la región del mundo donde las mujeres corren mayor riesgo de morir a causa de complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto. Aunque esta región concentra el 66 % de las muertes totales, la reducción ha sido significativa con respecto a 1990.

El objetivo es acabar con este tipo de mortalidad por maternidad antes de 2030. Para lograrlo, el informe, publicado en la revista The Lancet, establece como principal estrategia garantizar a las mujeres el acceso a servicios de salud de calidad durante la gestación y el parto.

No obstante, los expertos subrayan la necesidad de mantener una buena higiene para reducir el riesgo de infección, así como la administración de inyecciones de oxitocina tras el parto para reducir el riesgo de hemorragia. Otro factor clave sobre el que se deberán redoblar los esfuerzos es el de la educación de las mujeres y las niñas, en particular de las más marginadas, puesto que en muchos casos su supervivencia y la de sus hijos dependerá de su formación.

Foto: © Pixabay.