No existe un cerebro masculino y otro femenino

CaminoCCMSalud - 2 de diciembre de 2015 - 17:48

No existe un cerebro masculino y otro femenino

Un estudio ha demostrado que no hay un cerebro femenino y otro masculino desde el punto de vista anatómico.

(CCM Salud) – Las pruebas aportadas por un estudio han revelado que no existe un cerebro masculino y otro femenino. Aunque se han encontrado diferencias anatómicas en ciertas regiones del cerebro, son tan poco significativas que no permiten establecer una distinción entre cerebros masculinos y cerebros femeninos. El cerebro humano posee características masculinas y femeninas.

Ningún elemento anatómico del cerebro como la materia gris, la materia blanca, las conexiones neuronales o el grosor de la corteza cerebral indica que el cerebro de un hombre y el de una mujer sea diferente por razón de género, sino todo lo contrario. “La mayoría de los humanos tienen cerebros compuestos por un mosaico [una mezcla] de características que los hacen únicos, algunas son más comunes entre las mujeres en comparación con los hombres y otras lo son más en los hombres respecto de las mujeres y aún otras son comunes tanto a hombres como a mujeres", por tanto, "más bien, lo que hay son muchos tipos de cerebros", afirma Daphna Joel, investigadora de la Universidad de Tel Aviv y principal autora del estudio, tras comparar la anatomía de más de 1400 cerebros de hombres y mujeres, según declaraciones recogidas por el diario El País.

No obstante, el equipo de investigadores que ha realizado el estudio ha identificado las diez regiones del cerebro humano que presentaban más diferencias en función del género, como por ejemplo los dos lados del giro frontal superior, del núcleo caudado o los dos hemisferios del hipocampo.

La investigación, publicada en la revista cinetífica Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, se ha basado en más de un millar de neuroimágenes que se obtuvieron con distintas tecnologías y métodos para evitar sesgos de información y pérdida se datos.

Foto: © Pixabay.