¿La obesidad se hereda de papá?

CaminoCCMSalud - 10 de diciembre de 2015 - 22:13

¿La obesidad se hereda de papá?

Los genes presentes en el esperma contienen información sobre los malos hábitos alimenticios del portador.

(CCM Salud) – Los espermatozoides, además de llevar información genética, portan datos sobre los malos hábitos alimenticios del portador y los trasmiten a sus hijos, según un estudio realizado por científicos daneses y suecos. Este hallazgo podría proporcionar una explicación genética de por qué los papás que sufren obesidad engendran hijos con obesidad.

El equipo de científicos descubrió que en el esperma de hombres con un peso normal y en el de hombres obesos los genes asociados al control del apetito no se activaban y desactivaban de la misma forma. Es decir, la conducta o los hábitos de una persona, como por ejemplo, los hábitos alimenticios y el ejercicio, alterarían los mecanismos químicos que activan o inactivan ciertos genes.

Los resultados del estudio sugieren que no solo heredamos una “mezcla aleatoria de genes de nuestros antepasados” sino que además recibimos “una impronta biológica de la conducta y el estilo de vida [de nuestros padres]”, aseguró Romai Barrès, investigador principal y profesor asociado de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca, según declaraciones recogidas por el portal de información médica HealthDay.

Durante la investigación también se comprobó que cuando el hombre varía sus hábitos alimenticios también varía la información contenida en los genes y que portan los espermatozoides. Los científicos llegaron a esta conclusión después de descubrir que el esperma de hombres obesos que se habían sometido a un bypass gástrico era completamente diferente antes y después de la operación. Por tanto, los hijos engendrados antes y después del bypass deberían nacer con unas tendencias a la gordura muy diferentes.

El equipo científico de Barres analizó el esperma de diez hombres obesos y trece hombres con un peso normal. El estudio ha sido publicado en la versión online de la revista Cell Metabolism.

Foto: © Pixabay.