Cómo saber si un juguete es seguro

CaminoCCMSalud - 5 de enero de 2016 - 13:13

Cómo saber si un juguete es seguro

Ante el incremento de lesiones ocasionadas por juguetes, diversas instituciones han establecido pautas para escoger juguetes seguros.

(CCM Salud) - Alrededor de 252.000 niños estadounidenses sufrieron lesiones relacionadas con los juguetes durante el año 2014, según la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos.



Los niños menores de doce años comprendieron el 70 % de los casos, de acuerdo a la información ofrecida por HealthDay News. Por tanto, un juguete puede hacer feliz a un niño pero también causarle daños. Para evitar malas sorpresas con los juguetes la Academia Americana de Pediatría ha establecido unas pautas.

En primer lugar, aconseja a los padres que escojan juguetes adecuados a la edad, las habilidades, las capacidades y el grado de interés del niño y que antes de comprarlo se lean atentamente las instrucciones de uso.

Si se pretende regalar una bicicleta, monopatin, patinete u otro juguete similar, se recomienda comprar también un casco para el niño.

Para evitar quemaduras y descargas eléctricas, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor recomienda no comprar juguetes eléctricos para niños menores de diez años.

Puesto que los niños pequeños tienden a llevarse a la boca cualquier cosa y pueden atragantarse o ahogarse con las piezas pequeñas de los juguetes, es imprescindible quitar las etiquetas, cuerdas y cintas de los juegos destinados a niños menores de ocho años.

También es necesario extremar la precaución con las pilas de botón o los imanes potentes que se utilizan en los controles remotos o en las tarjetas musicales ya que su ingesta accidental puede provocar graves problemas estomacales e intestinales. Si el niño se traga una pila o imán es necesario acudir al médico inmediatamente.

Por último, se aconseja supervisar siempre a los niños cuando jueguen, guardar los juguetes en un lugar habilitado para ellos y mantener los juguetes de los niños mayores fuera del alcance de los niños pequeños.

Foto: © Pixabay.