Por qué no es bueno crujir los dedos de las manos

CaminoCCMSalud - 25 de febrero de 2016 - 11:12

Por qué no es bueno crujir los dedos de las manos

El mal hábito de crujir los dedos de las manos daña las articulaciones.

(CCM Salud) - Fisoterapeutas españoles aseguran que el hábito de crujir los dedos para estirar las falanges desgasta no solo las articulaciones de los dedos sino también los ligamentos y los tendones aledaños y puede provocar, a largo plazo, distintos problemas en la articulación.



Las articulaciones están cubiertas por una cápsula sinovial, una membrana en forma de saco cerrado que contiene un líquido viscoso con gases, denominado sinovia. Este líquido se encarga de lubricar las articulaciones de los huesos para que no se desgasten. Al crujir los dedos, los gases en forma de burbuja salen del líquido sinovial y estallan, produciendo un chasquido.

La acción de crujir los dedos moviliza la articulación más de lo debido y genera un desequilibrio que aumentará progresivamente cada vez que la persona se cruja los dedos. A corto plazo, este hábito nocivo genera una sensación de bienestar en las manos pero a la larga desencadenará diversos problemas en la articulación.

Para mantener las articulaciones del cuerpo en buen estado es esencial seguir un dieta equilibrada rica en lácteos y proteínas, la práctica regular de algún deporte, evitar el sobrepeso, el consumo de tabaco y el exceso de alcohol, así como mantener una postura correcta tanto en el trabajo como cuando se descansa.

Foto: © Pixabay.