Vitamina D: ¿por qué es tan importante?

CaminoCCMSalud - 4 de marzo de 2016 - 12:31

Vitamina D: ¿por qué es tan importante?

La vitamina D se obtiene de forma natural a través del sol y desempeña funciones importantísimas en el organismo.

(CCM Salud) - La carencia de esta vitamina afecta a la salud de los huesos. Los baños de sol de quince minutos, tres veces por semana, proporcionan a nuestro cuerpo el 90 % de vitamina D que necesita.



La vitamina D contribuye al desarrollo de los huesos, previene enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide y esclerosis múltiple) y defiende al organismo de infecciones respiratorias, particularmente.

El 90 % de vitamina D procede del sol. Se sintetiza a través de la piel mediante una exposición solar de entre diez y quince minutos, tres veces por semana. El 10 % restante de vitamina D se obtiene de alimentos como la yema del huevo o la leche enriquecida con vitamina D.

En general, el organismo necesita entre diez y veinte microgramos de vitamina D al día pero la cantidad varía a lo largo de la vida. Las personas mayores de 70 años necesitan más vitamina D porque tienen los huesos y las músculos más débiles.

Alrededor del 70 % de las personas de todas las edades tienen carencia de vitamina D, lo cual aumenta el riesgo de padecer enfermedades óseas como la osteoporosis (descalcificación y debilitamiento de los huesos). El déficit de vitamina D también está relacionado con el cáncer de colon, páncreas, próstata, ovario y mama.

Por este motivo, los especialistas recomiendan tomar suplementos de vitamina D3 cuando el nivel de esta vitamina en el organismo desciende por debajo de 30 nanogramos por milímetro de sangre. Los suplementos también deben administrarse a los niños, desde que nacen hasta que cumplen dos o tres años, así como a las embarazadas porque la carencia de esta vitamina puede perjudicar el desarrollo del feto.

Foto: © Pixabay.