Pautas básicas antes de visitar a un recién nacido

CaminoCCMSalud - 24 de marzo de 2016 - 19:51

Pautas básicas antes de visitar a un recién nacido

Para que la visita a un recién nacido y a su mamá sea segura deben respetarse una serie de reglas básicas.

(CCM Salud) — No hacer demasiado ruido, asegurarse de no padecer ninguna enfermedad infecciosa o lavarse bien las manos antes de tocar al bebé son algunas de las reglas básicas que deben respetarse cuando se visita a un recién nacido al hospital.

El único impedimento sanitario que existe para poder visitar a un bebé es que el visitante padezca una enfermedad infecciosa, o esté en contacto con alguien que la padezca. En este caso, el enfermo no podrá visitar al recién nacido hasta que esté totalmente curado. Por lo demás, las matronas no creen necesario tomar medidas higiénicas excepcionales, bastaría con lavarse las manos antes de coger al bebé.

Las visitas de familiares al recién nacido deben organizarse de modo que no haya mucha gente en la habitación al mismo tiempo para evitar que el ruido excesivo, la luz y el exceso de estímulos (bebé pasando de brazo en brazo) puedan agobiar al recién nacido y aumente la temperatura de la habitación.

En cuanto a horarios, se aconseja no acudir a primera hora del día ni a última hora de la tarde porque la madre estará durmiendo o bañando al bebé. Lo más recomendable es visitar al bebé entre las cinco y las siete de la tarde.

Por último, se debe avisar de la visita para que los papás del bebé puedan organizarse ellos, planificar otras visitas y la mamá pueda estar tranquila y a solas con su bebé durante los momentos más íntimos como el de la lactancia.

Foto: © Pixabay.