Las quejas más frecuentes en la consulta del sexólogo

CaminoCCMSalud - 20 de mayo de 2016 - 21:12

Las quejas más frecuentes en la consulta del sexólogo

Las parejas suelen experimentar los mismos problemas sexuales y hacerse las mismas preguntas.

(CCM Salud) — La falta de deseo sexual y de tiempo para hacer el amor, la incapacidad para llegar al orgasmo, el peso que las prácticas y tabúes sexuales ejercen sobre la relación sexual y el uso del sexo para premiar o castigar a la pareja son algunos de los temas tratados en la consulta de un sexólogo.

Los sexólogos aconsejan no hacer un drama cuando la pareja no tiene ganas de hacer el amor puesto que cada persona es diferente y la compenetración total es imposible, incluida la sexual.

Las mujeres, particularmente, suelen confesar que no llegan al orgasmo, un problema que puede solucionarse cuando se habla de ello con el compañero sexual.

Otro tema recurrente en las consultas de sexología es la falta de tiempo para hacer el amor. En estos casos, la solución es sencilla. Consiste en quitar tiempo de cosas menos importantes e invertirlo en la relación amorosa. Además, cuando la pareja se convierte en una familia comete el error de dejar que todo gire alrededor de los asuntos domésticos y los horarios de los niños, dejando el sexo para el final. En este sentido, los sexólogos son tajantes: el sexo no debe posponerse porque después se está más cansado y resulta menos placentero.

Una de las quejas que más escuchan los sexólogos es la sensación de no sentirse libres durante el sexo, de tener que desear hacer algo o no hacerlo porque es lo que se cree correcto. En este caso, lo mejor es derribar los tabúes para disfrutar más del sexo.

Durante la relación sexual algunas personas están tan obsesionadas con dar placer, como obligación, que olvidan recibirlo. Sin embargo, los sexólogos recuerdan que sacrificar el placer de uno mismo no es sano ya que en las relaciones sexuales debe haber simetría en la pareja. Tampoco se debe usar el sexo como premio o castigo en una relación sino como un juego divertido y placentero.

Foto: © Pressmaster - Shutterstock.com