¿Para cuándo una píldora masculina?

CaminoCCMSalud - 18 de noviembre de 2016 - 13:18

¿Para cuándo una píldora masculina?

Los motivos económicos y el rechazo de los hombres alejan la comercialización del anticonceptivo.

(CCM Salud) — El éxito de la pastilla anticonceptiva femenina y los enormes beneficios que proporciona a la industria farmacéutica, unido al rechazo de los hombres a tomar un anticonceptivo explicarían por qué no se ha comercializado aún una píldora masculina.



Los efectos secundarios de un anticonceptivo masculino serían menos importantes que los de la píldora. De hecho un estudio reciente sobre la eficacia de una inyección anticonceptiva se suspendió porque los participantes experimentaron trastornos del estado de ánimo y aumento de la libido y acné. En cambio, la píldora se comercializa a pesar de producir efectos como ansiedad, aumento de peso, náuseas, cefalea, disminución de la libido y coágulos sanguíneos, según informa El País.

Además, controlar la fertilidad masculina con una píldora anticonceptiva es sencillo y eficaz. Bastaría con administrar testosterona sintética combinada con un progestágeno para reducir radicalmente la producción de esperma en los testículos. Un estudio de la Universidad Martín Lutero (Alemania) demostró que la tasa de embarazos no deseados asociados al anticonceptivo masculino era de 1,5 bebés concebidos por cada 100 parejas mientras que la píldora registra 9 bebés por cada 100 parejas.

El éxito de ventas del anticonceptivo femenino, utilizado por 225 millones de mujeres en todo el mundo proporciona tantos beneficios a la industria farmacéutica que a ésta no le interesa comercializar el equivalente masculino. El otro motivo sería el rechazo de ciertos hombres al anticonceptivo. Así, un estudio de 2005 en el que participaron 9.000 hombres de nueve países reveló que aunque al 70 % de los españoles y alemanes les gustaría tomarla, menos del 30 % de los indonesios lo haría.

Foto: © funnyangel - Shutterstock.com