Por qué no debes poner la calefacción alta

CaminoCCMSalud - 19 de enero de 2017 - 10:38

Por qué no debes poner la calefacción alta

El calor excesivo que proporciona la calefacción deshidrata y agrede la piel.

(CCM Salud) — Poner la calefacción excesivamente alta en el hogar durante el invierno conlleva riesgos para la salud, principalmente para la piel, advierten los expertos.

Mantenerse en lugares donde la calefacción está demasiado alta o tomar duchas con agua muy caliente favorece la deshidratación de la piel. Esto último agrede la piel, por lo que se recomienda tomarlas con agua templada.

Durante el invierno, la piel está más seca. Además, el frío empeora los problemas de circulación en las extremidades, dando lugar a la aparición de eczemas o sabañones, dos lesiones inflamatorias que pican e incluso duelen y que pueden ser un síntoma de patologías más serias, como el lupus u otras enfermedades autoinmunes, según ha explicado la dermatóloga María Teresa Truchueloen, del Hospital Vithas Nuestra Señora de América de Madrid, en España, al portal Infosalus.

Para prevenir su aparición, los expertos inciden en la importancia de hidratarse bien durante esta época del año y usar guantes y gorro cuando se salga al aire libre. Pero si aparece, se recomienda acudir a un dermatólogo lo antes posible para que prescriba corticoides o antiinflamatorios sin corticoides, si el eczema persiste.

Asimismo, el tratamiento debe complementarse con el uso de cremas hidratantes que protejan del frío, del viento y de la radiación solar.

Foto: © Neeila - Shutterstock.com