8 hábitos que nunca han sido saludables

CaminoCCMSalud - 26 de enero de 2017 - 14:40

8 hábitos que nunca han sido saludables

Ciertos hábitos alimenticios y de higiene diaria son ineficaces o dañinos para la salud.

(CCM Salud) — Eliminar el gluten de la dieta, sustituir la leche de vaca por preparados lácteos, limpiarse el cerumen del oído con bastoncillos o usar jabones antibacterianos no solo no es beneficioso sino que podría dañar la salud, según los expertos.

Los nutricionistas recuerdan que es un error sustituir la cena por fruta para perder peso ya que la fruta, además de vitaminas, fibra y minerales contiene hidratos de carbono y fructosa, dos nutrientes que almacena el organismo favoreciendo el aumento de peso.

Tampoco conviene eliminar el gluten de la dieta alimenticia sin recomendación médica porque podría conducir a un aumento poco saludable de carnes y quesos y resultar peligroso para las personas diabéticas.

Asimismo, sustituir la leche de vaca por preparados lácteos reduciría el aporte de calcio y vitaminas A, D, E y B ya que los preparados no contienen los mismos nutrientes que la leche de vaca, ha recordado el endocrinólogo de la Clínica Universidad de Navarra al diario El País. Además, el consumo de lácteos ricos en grasa está relacionado con un menor riesgo de desarrollar obesidad, según un estudio publicado en el Scandinavian Journal of Primary Health Care.

La Universidad de Harvard insiste en que lavarse las manos con jabones antibacterianos aumenta el riesgo de enfermedades alérgicas y contribuye al desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos.

Del mismo modo, Oxford University Hospitals (Reino Unido) recuerda que no se deben usar bastoncillos para eliminar el cerumen del oído durante el aseo diario porque pueden alterar los mecanismos de limpieza fisiológicos del oído y dañar el tímpano.

No sirve de nada usar mascarillas de papel contra la contaminación porque si bien es cierto que bloquean la entrada de partículas grandes en el aparato respiratorio, dejan pasar las más pequeñas y son ineficaces contra los gases contaminantes.

Limpiar los platos de los niños en el lavavajillas elimina bacterias que impiden el desarrollo de alergias. Así, un estudio sueco publicado en la revista Pediatrics confirmó que los niños de familias que friegan a mano tienen menos eccema que los que usan lavaplatos.

Foto: © KopytinGeorgy - Shutterstock.com