Cinco técnicas para aumentar el placer

CaminoCCMSalud - 22 de febrero de 2017 - 09:49

Cinco técnicas para aumentar el placer

Ciertas posturas y técnicas sexuales permiten pasar del placer al éxtasis en cada relación sexual.

(CCM Salud) — Técnicas como la de copiar los gestos de la pareja, interrumpir y retomar la estimulación o el uso de la musculatura del suelo pélvico durante las relaciones sexuales intensifican el placer y fortalecen la unión de la pareja.



Imitar las caricias de la pareja, conocida como técnica del espejo, permite descubrir qué estímulos le gustan más al compañero sexual y con qué intensidad desea ser estimulada.

Según, la famosa técnica stop start, dada a conocer por los sexólogos Masters y Johnson, durante la penetración o la masturbación, el varón debe detener la estimulación unos segundos antes de eyacular y retomarla después. Estos cambios de ritmo, además de aumentar el placer, ayudan a controlar la eyaculación precoz.

El beso de Singapur o técnica pompoir se basa en la contracción y relajación de la musculatura del suelo pélvico de la mujer para provocar un efecto de succión del pene durante la penetración que puede resultar muy excitante.

Otra técnica avalada por sexólogos es la del famoso juego del reloj. Consiste en introducir un dedo en la vagina y efectuar movimientos circulares como si se estuviesen marcando las horas de un reloj para identificar la zona de la vagina que provoca más placer al estimularla.

La postura del alineamiento coital, variante del misionero, permite una estimulación directa del clítoris y el punto G. La mujer debe colocarse boca arriba con una almohada debajo de la zona lumbar. El varón se sitúa encima apoyado sobre sus codos y penetra a su pareja desde abajo hacia arriba, favoreciendo la fricción al empuje.

</signature>Foto: © Piotr Marcinski - 123RF.com