¿Beber agua potable es un lujo?

José_Bautista - 6 de octubre de 2017 - 20:47

¿Beber agua potable es un lujo?

Unicef ha lanzado un informe anunciando los escasos avances en el acceso a agua potable y saneamiento universal.

(CCM Salud) — Diversos estudios han confirmado que actualmente tres de cada diez personas no tienen acceso a servicios seguros de agua potable, lo que corresponde a 2.100 millones de habitantes del mundo. De entre ellos 844 millones de habitantes de regiones más desfavorecidas beben directamente de ríos, lagos y charcas: una cifra que supera la población de toda Europa está diariamente expuesta a los riesgos sanitarios de una falta de abastecimiento de este recurso esencial para la vida, según ha anunciado Unicef en un primer informe (en inglés) sobre el Programa de Monitoreo Conjunto de la OMS.



Pero lo más alarmante, según denuncian algunas ONGs, son los escasos avances en materia de acceso a recursos seguros de agua potable y saneamiento básico. A pesar de que se trata de uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas para 2030, Unicef informa de que los avances en estos dos últimos años desde que se asumieron estos compromisos han sido escasamente perceptibles.

El estudio de esta agencia de la ONU junto con la OMS desvela que, de seguir en el ritmo de intervención política actual, las metas 6.1 y 6.2 de los ODS que defienden el acceso universal a estos derechos básicos no serán cumplidas de aquí a 2030 como acordado. Según las estimaciones de tal escenario, no sería hasta 2064 que todas las personas podrían beber agua de forma segura y habría que esperar casi 100 años para que la higiene y saneamiento de los recursos hídricos sean de acceso generalizado.

Alcanzar estos objetivos, requeriría una apuesta de 114.000 millones de dólares (97.188 millones de euros) anuales de aquí hasta 2030, según datos del Banco Mundial, lo que representa tres veces más de lo que está siendo invirtiendo por el momento. "Sabemos lo que hace falta para alcanzar el acceso universal (a estos recursos), cuánto cuesta y que deben actuar todos los actores", afirma Alberto Guijarro, de la organización no gubernamental ONGAWA, que mostró su preocupación en un artículo publicado por el periódico El País.

Foto: © Hector Conesa - Shutterstock.com