¿Qué es la alergia?

Mayo 2018
La palabra alergia procede del griego y significa reacción anormal, exagerada y diferente. Las personas alérgicas tienen reacciones exageradas al entrar en contacto con las substancias que su cuerpo identifica como extrañas.




La alergia ¿es una enfermedad?

Sí. Dentro de las las enfermedades alérgicas más frecuentes encontramos la rinoconjuntivitis, el asma, la urticaria, la dermatitis atópica, la dermatitis de contacto, la alergia alimentaria, la alergia a fármacos y la anafilaxia.

¿Qué es la alergia?

La alergia es una reacción en la que interviene el sistema inmunológico de nuestro organismo, que identifica como extraña una sustancia a la que denominamos alérgeno (o antígeno). Cuando se desarrolla una alergia es porque existe un fallo del sistema inmunológico: este sistema se equivoca reconociendo como extraña una sustancia que debería ser inofensiva para nuestra salud. Las diferentes reacciones alérgicas pueden ser muy variadas. Existen diferentes tipos de alérgenos como el polen o gramíneas, la caspa animal, los metales, elementos químicos de insectos o medicamentos...Lista no exaustiva.

¿Cómo se produce una reacción alérgica?

La reacción alérgica corresponde a una respuesta anormal y excesiva del sistema inmunitario contra sustancias normalmente inofensivas. Las personas alérgicas entran en contacto con estas substancias a través de la respiración, de la vía digestiva o por contacto a través de la piel. A estas substancias las llamamos alergenos y son consideradas por nuestras células como algo peligroso frente a las cuales reaccionan de una forma exagerada. Así pues una substancia completamente inofensiva como los pólenes o un alimento, por ejemplo, pueden provocar en ciertas personas una reacción alérgica.
Después de un primer contacto con un alergeno (ya sea por vía respiratoria, cutánea o alimentaria) el organismo fabrica anticuerpos específicos dirigidos contra él, las llamadas IgE( inmunoglobulina E). Durante esta fase de sensibilización no se presentan reacciones. Durante un contacto posterior con el mismo alergeno, estos anticuerpos reaccionan provocando una cascada de reacciones inflamatorias que se manifiestan bajo la forma de rinitis, asma, eczema o conjuntivitis según la zona del cuerpo donde se produzca la reacción.
A menudo las reacciones alérgicas se presentan en personas geneticamente predispuestas (uno o más miembros de su familia tienen antecedentes de haberlas presentado).

Causas de alergia


Lista de los principales alergenos, sustancias consideradas por el organismo como algo extraño

Miles de alergenos son capaces de provocar reacciones alérgicas. Entre los más frecuentes, citamos a los ácaros, los pólenes, los animales, los insectos, el moho, el látex, las cucarachas, ciertos alimentos, algunos medicamentos, vacunas o anestésicos, las plantas de interior, la bisutería... El tabaco no es un alergeno, salvo, excepcionalmente, en ciertas personas que trabajan en fábricas tabaqueras. Es un irritante no específico que agrava la reacción alérgica.

Según el lugar donde se desarrolle la reacción alérgica puede aparecer: síntomas de la alergia

Una rinitis alérgica, si se produce en la nariz, una conjuntivitis alérgica si se produce en los ojos, un eczema o urticaria si se produce en la piel o un edema angioneurótico o edema de Quincke si se produce en los labios o en la garganta. El choque anafiláctico es la reacción alérgica más grave del organismo, puede afectar a todos los órganos del cuerpo y desencadenar, incluso, una reacción mortal.

Cada alergeno puede provocar una o diversas reacciones alérgicas de manera aislada o asociada

Así pues, una alergia a los ácaros, a los pólenes y a los animales puede comportar rinitis y/o asma y/o un eczema y/o conjuntivitis; más raro sería una urticaria, un edema de Quincke o un choque anafiláctico. Una alergia alimentaria provoca, sobre todo, urticaria pero también puede comportar reacciones en la nariz o en los bronquios, provocando rinitis o asma o en los ojos apareciendo una conjuntivitis. Un alergeno, como el ácaro o el polen por ejemplo, pueden provocar una o más reacciones alérgicas, que pueden aparecer de forma aislada o sucesivamente. Muchos alérgicos piensan que los pólenes sólo provocan una rinitis alérgica y que los alimentos son los responsables de las reacciones en la piel (urticaria, eczema). Estas ideas erróneas pueden retrasar el diagnóstico: los pólenes también pueden, por ejemplo, provocar urticaria y los alimentos estornudos.

Tratamiento de las alergias

Disponemos de tres formas de tratar las alergias: la primera es la evitación de las sustancias a las cuales nuestro organismo se ha sensibilizado, la segunda es a través de medicamentos dependiendo de los síntomas que nos provoque (antihistamínicos, corticoides, broncodilatadores, teofilinas) y la tercera es la inmunoterapia o vacunas. La inmunoterapia consiste en administrar dosis del alérgeno progresivamente de forma repetida con el objetivo de disminuir o eliminar su sensibilidad hacia éste. Estos tratamientos suelen durar entre 3 y 5 años cuando el paciente responde bien a las vacunas. Para saber si un tratamiento es eficaz se suele proponer un año de prueba antes de hacer una valoración.

Foto: © 123rf_63839522_Parinya Binsuk.jpg

Consulta también


Allergie - Qu'est ce que c'est ?
Allergie - Qu'est ce que c'est ?
What is an allergy?
What is an allergy?
Última actualización: 4 de enero de 2018 a las 10:44 por DRA. MARNET.
El documento «¿Qué es la alergia?» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
¿Por qué las alergias se han convertido en una plaga?
La rinitis alérgica y la conjuntivitis alérgica