El intercambio de parejas: ¿una depravación?

Mayo 2018
El intercambio de parejas y las nuevas formas de relaciones sexuales que se salen de lo "tradicional" atraen cada año a más adeptos. Este entusiasmo se ve facilitado por el desarrollo de internet. ¿Es mejor frecuentar un club de intercambio de parejas que engañar a la mujer o al marido? Para numerosos partidarios del intercambio de parejas ir en pareja a un club de intercambio es más "moral" que engañar a sus mujeres o sus maridos. ¡Un amplio debate !




Qué es el intercambio de parejas

El intercambio de parejas se define por la práctica de relaciones sexuales entre adultos que consienten un intercambio de pareja con el fin de compartir nuevas experiencias. Un club de intercambio de parejas es un lugar donde las parejas pueden practicar sexo con diferentes personas que lo consienten: puede tratarse de clubs privados o de fiestas nocturnas organizadas.

Cómo funcionan los clubs swinger

En estos clubs de intercambio de parejas existen diferentes posibilidades para mentes abiertas y curiosas que quieran experimentar. Siempre que los dos miembros de la pareja quieran dar el paso,por supuesto, y es imprescindible hablarlo y pactar hasta dónde se quiere llegar. Y sobre todo, ser realista y tener claros con los límites de cada uno. Hay diferentes opciones para todos los gustos: puede que uno de los dos pueda tener sexo con otras personas y el otro no, porque así lo han pactado, puede que el juego se limite a personas del mismo sexo…En estos clubs nadie te obliga a hacer nada que no quieras y siempre es importante saber de antemano lo que cada uno está dispuesto a probar.
En muchos clubs encontramos primero un bar-discoteca donde las parejas se inician en conversaciones y deciden si se adentran en otros espacios en los que tendrán que ir despojándose de la ropa. Generalmente en este tipo de establecimientos sólo está permitida la entrada a parejas o chicas y los hombres solos están en otro lugar y únicamente pueden entrar a petición de la pareja. Y ahí es donde entra el juego del glory hole, que es un agujero donde los chicos pueden introducir su sexo para que las parejas jueguen con ella y decidan si los invitan a pasar. En cada club podemos encontrar normas y espacios diferentes. Generalmente, el encargado suele explicar a los recién llegados la dinámica del club. Si el club es grande suelen haber diferentes salas: en algunas se puede ir vestido, en otras desnudo, otras están dispuestas para parejas bisexuales… También suele haber una zona de duchas o sauna y en los más 'lujosos' piscinas y terrazas. Es importante saber qué es lo que se puede hacer en cada uno de los espacios. En algunos lugares existen cuartos oscuros, en los que no se ve y todo pasa a través de los sentidos. En las camas redondas los cuerpos se convierten en una amalgama pero esto no significa que las personas que estén tengan que aceptar cualquier relación. No todo vale. Hay un gesto sutil que se emplea para 'rechazar' de forma sutil a alguien. Se trata de hacer simplemente una señal con la mano de que pare (palma abierta, mirando al suelo), de forma elegante (no hace falta ser enfático y parecer un guardia urbano) y la otra persona captará el mensaje.
También suele aceptarse el vouyerismo y el exhibicionismo ya que algunas personas no acuden para tener sexo con otras, a veces les gusta sólo mirar y ser mirados.
En algunos también podemos encontrarnos con programaciones especiales como noches de tríos, gang bang, veladas para fetichistas de los zapatos de tacón o el BDSM. El mundo swinger no tiene nada que ver con el fetish (es decir, el sadomaso) aunque también en locales hay mazmorras y otros espacios habilitados para estas prácticas o se organizan fiestas concretas para dar rienda suelta a este tipo de fantasías.

¿Es saludable?

Una relación de pareja es un acuerdo entre dos personas que deciden acompañarse en un plano personal, íntimo, apegado a valores y objetivos comunes. Si la práctica del intercambio de pareja entra en lo que ambos miembros de la pareja consideran aceptable, no representa nada negativo sino una vivencia o conjunto de vivencias que sumar a la relación. Ciertas personas sienten la necesidad de mantener una vida sexual activa con diferentes personas sin que esto implique romper su relación de pareja. Si se da el caso de una unión cuyos integrantes piensen y sientan de la misma manera, el intercambio puede convertirse en una práctica más dentro del universo sexual de la pareja en cuestión y ser perfectamente saludable.

Por qué se quiere un intercambio de pareja

Las parejas que van intentan romper la rutina y la monotonía, probar otras experiencias, poner a prueba su resistencia, complacer a sus respectivas parejas...Es importante que las dos personas de la pareja estén de acuerdo con probar esta experiencia. La gran mayoría de parejas llevan una vida normal, convencional y banal fuera de sus fiestas nocturnas « de intercambio de pareja ».
Pero también puede haber una cierta dosis de voyerismo: una cantidad importante de personas van a estos sitios para observar a otras parejas, hacerse ver, relajarse, bailar, a veces sin practicar relaciones sexuales.

Algunos consejos antes de probar esta aventura

Es necesario ser cuidadoso cuando uno frecuenta un club de intercambio de parejas respecto al tema de enfermedades transmisibles sexualmente y la propagación del virus HIV (SIDA). Los preservativos se distribuyen, en general, gratuitamente. Es importante protegerse y respetar todos los consejos para evitar que podamos contraer el HIV u otras infecciones. Las parejas que practican el intercambio de parejas deben estar seguras de su fortaleza y solidez ya que a veces ocurre que estas experiencias traumatizan a uno de los dos que no soporta presenciar las relaciones sexuales de su cónyuge con otras personas y esto termina en una separación.
Las relaciones sexuales no son obligatorias durante el transcurso de una fiesta nocturna de intercambio de parejas. Siempre debéis ser dueños de vuestros propios actos y recordad que siempre teneis la posibilidad de rechazar el mantener relaciones sexuales.

Foto: © 123rf_41070065_zegers06.jpg

Echangisme
Echangisme
Swinging: a depraved habit or an evolution in sexual practices?
Swinging: a depraved habit or an evolution in sexual practices?
Partnertausch
Partnertausch
Última actualización: 1 de febrero de 2018 a las 12:04 por DRA. MARNET.
El documento «El intercambio de parejas: ¿una depravación?» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
La sodomía
Los juguetes sexuales