Audición - El déficit auditivo

Mayo 2018
El déficit auditivo o sordera es una degradación definitiva de la audición que proviene de una alteración del sistema auditivo. Los responsables de su diagnóstico y tratamiento son los otorrinolaringólogos u ORL.



¿Qué es la discapacidad auditiva, sordera o hipoacusia?

Hablamos de discapacidad auditiva, sordera o hipoacusia para referirnos a la dificultad o a la imposibilidad de utilizar el sentido del oído debido a una pérdida de la capacidad auditiva parcial (hipoacusia) o total (cofosis). Puede afectar a uno o a los dos oídos.

¿Qué es la discapacidad sensorial auditiva?

La discapacidad sensorial auditiva es una deficiencia que consiste en la pérdida o anormalidad de una función anatómica y/o fisiológica del sistema auditivo que provocará una dificultad para oír. Como consecuencia aparecerán problemas en el lenguaje oral que se manifestarán con la aparición de problemas de comunicación y de relación con el entorno que puede llegar a ser total. Si estas personas desconocen o no son capaces de utilizar el lenguaje de los signos necesitarán un traductor.

¿Cuáles son las causas de la discapacidad auditiva?

Existen dos causas fundamentales de sordera: las causas congénitas o las causas adquiridas. Entre las causas mas frecuentes encontramos la causas hereditarias o genéticas (antecedentes de sordera en familiares próximos), la exposición a ruidos demasiado intensos, los medicamentos ototóxicos, los tapones de cera, los cuerpos extraños en el conducto auditivo, los problemas en el embarazo o en el nacimiento (durante el parto o en los días posteriores), ciertas enfermedades como la otitis media crónica y la meningitis u otras de origen vírico como la parotiditis (paperas) y el sarampión. Las causas mas frecuentes son la herencia y la otitis media crónica.
Como causas menos frecuentes encontramos las enfermedades cerebrovasculares, una malnutrición, los traumatismos óticos, los tumores, los tóxicos químicos y el síndrome de Ménière.

Déficit auditivo en niños

En los niños recién nacidos la causa mas frecuente es la genética. En los lactantes y en los niños las infecciones del oído, incluida la otitis media secretora y los tapones de cera son las causas más frecuentes de déficit auditivo. En los niños mayores son mas frecuentes los traumatismos craneales, los ruidos intensos (incluida la música a un volumen muy alto), el uso de antibióticos aminoglucósidos (como la gentamicina) o de diuréticos como las tiacidas, ciertas infecciones víricas (como las paperas), ciertos tumores o lesiones que afecten el nervio auditivo. También los traumas por lápices u otros objetos extraños que se introducen los niños en el oído y, en casos muy poco frecuentes, una enfermedad autoinmunitaria.

Déficit auditivo en el adulto mayor

La pérdida de audición o presbiacusia es uno de los problemas de salud más frecuente que afecta a los adultos mayores y ancianos. Se calcula que una de cada tres personas de 65 a 74 años tiene algún nivel de pérdida de audición y casi el 50% de las personas mayores de 75 años tienen dificultad para oír. En su origen podría haber un factor hereditario aunque otra de las razones mas importantes es el haber estado expuesto a ruidos fuertes durante años. Muchos trabajadores de la construcción, agricultores, músicos, trabajadores del aeropuerto, jardineros y militares tienen dificultad para oír aun cuando son jóvenes o de mediana edad porque han estado expuestos con demasiada frecuencia a ruidos fuertes. Otras de la causas responsables pueden ser las infecciones por virus o bacterias, las enfermedades del corazón, los accidentes vasculares cerebrales, los traumatismos craneales, los tumores y algunos medicamentos.

Las repercusiones

Una pérdida auditiva provoca repercusiones en la vida cotidiana y puede apartar rápidamente a las personas afectadas de toda vida social.

Las causas del déficit auditivo

La pérdida de audición puede estar provocada por el envejecimiento lento y progresivo de la audición o por una sobre-exposición al ruido, sea cual sea el origen (profesional, escuchar música demasiado alta, tumor benigno del nervio auditivo, por medicamentos...).

Evaluar la pérdida de audición

El déficit auditivo se caracteriza por una pérdida auditiva, elemento que permite calcular de forma precisa la atenuación de los sonidos que nota la persona afectada. El valor de la pérdida auditiva permite conocer la importancia del hándicap. La medida de la pérdida auditiva se efectúa a lo largo del examen audiométrico, llevado a cabo por un especialista ORL. Este examen es simple, rápido, indoloro y gratuito en muchos centros especializados.

Foto: © 123rf_88672372_Andras Gyula Csontos.jpg

Hearing impairment
Hearing impairment
Última actualización: 2 de febrero de 2018 a las 11:35 por DRA. MARNET.
El documento «Audición - El déficit auditivo» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
Los acúfenos
Las ayudas auditivas