Mi Ego y sus estragos

Denunciar
-
Hola, tengo 21 años y desde que soy adolescente llevo alimentando mi ego, lo que me ha traído mucho sufrimiento, sintiendome muy inferior a ratos, muy superior en otros, haciéndome huir de mi caos interno y externo, refugiarme y aferradome a obsesiones, como toda obsesión terminaba llegando a un punto en el cual se volvia insostenible y me quedaba solo conmigo con una angustia enorme, buscando de que agarrarme de nuevo para seguir huyendo de enfrentarme, de aceptar mi sombra, de estar conmigo, de salir de mi confort, enfrentar mis emociones.... En definitiva: de hacer lo que debía y no huir de eso. El año pasado estuve en una relación tóxica, la empecé en un momento de mi vida en la que tenía una enorme necesidad de afecto, acaba el servicio militar en mi país y empezaba la pandemia, me sentía perdido, así que ese se convirtió en mi refugio. Pero la chica era una persona muy inestable emocionalmente, incluso manipuladora y yo con tal de mantenerme en ese refugio que era la relación termine arrastrandome mucho, aceptando cosas que deberían ser inaceptables, en fin siguiendole el juego y nada, como era de esperar en ese entonces mi vida alternaba entre momentos de felicidad espejo y gran angustia, celos, inseguridades, incluso padecimientos en un plano físico como falta de apetito, pesimo sueño, etc. Como por septiembre ella rompió conmigo, pero me dijo que quería que yo siguiese siendo su mejor amigo, y bueno yo acepte. El punto es que justo ahí si hubiese tenido el grado de consciencia necesario, debi haber aprovechado y buscarme a mi mismo, pero seguí atado en ese refugio unos meses más, cada vez peor, más celos, más peleas, más co dependencia. Creo q inconscientemente por esa época también empecé a trabajar más en mi a pesar de lo tormentoso, a estudiar cosas nuevas, empezar a pensar en cómo podría ganar dinero, emprender, crecer, cuidar más mi estado físico y mis talentos... Y eso poco a poco me fue mostrando que no podía seguir viviendo de esa forma, que me estaba abandonando y pensamientos de ese tipo que cada vez me hacían más tentadora la idea de despegarme y ella, pero cada vez que se presentaba la oportunidad me amedrentaba. Aún así la semilla ya estaba sembrada. Con el paso de los meses y el inicio del año las cosas se me fueron dando bien, veía viable vivir de lo que me gustaba, como lograr una buena estabilidad económica, mi percepción de mi mismo era cada vez más positiva, aún sin despegarme del ego y aún habiendo muchísimas cosas de mi que aun no quería enfrentar. Pero todo esa situación me fue dando margen, momentos en los que lograba brillar y tener confianza de mi mismo y por el mes de enero conocí a una chica. Esta chica era el completo opuesto de mi ex, era confiada, emocionalmente estable y enfocada. Como ella conoció la parte de mi confiada y no la otra le guste y bueno fue mutuo. Entonces todo se hacía más que obvio, no podía seguir huyendo de mi, ni refugiandome ni nada por el estilo... Mas allá de los refugios habían cosas maravillosas y las podía lograr solo si antes ponía mi mierda junta. Con esta nueva chica todo iba de maravilla, ya no tenia casi episodios de ansiedad, sentía que desde ese punto podía entonces enfrentarme a mi ego y avanzar sin miedo y con una gran guía, y pudo haber sido así... Me di cuenta que la estaba convirtiendo en mi nuevo refugio y al tomar consciencia de eso decidí que no podía ser así, que debía ponerme fuerte y mantener mi paz, acabando con todo aquello que me la pudiese privar, tanto en lo interno como en lo externo. Así fue como y gracias tmb al apoyo de esta chica que decidí contar vinculos con mi mejor amiga alias "mi ex" y así lo hice. No fue nada fácil, me intento manipular, hacer responsable de sus emociones, de lo q sentía y me intentaba hacer sentirme culpable. Fue muy difícil, yo nunca había lidiado con algo así y aunque lo logre se me vieron las costuras y esta nueva chica lo noto, noto que no era todo lo maduro que ella pensaba que era y eso debió ser algo decepcionante, sin embargo me dio el margen para que lidiase con mis cosas y que me pusiese a la altura de las exigencias. En este punto ya yo era consciente pero al haber cortado relación con mi ex y haber decepcionado a esta nueva chica las emociones fueron fuertes, ahora estaba por primera vez yo solo enfrentando mi ego y sentía no tenía a dónde volver, que ya no tenía de que agarrarme, estaba rechazando lo q tenía que hacer y aún asi sin parar de trabajar en eso tenía episodios en los que sentía que la había cagado con mi nueva relación y cuando me aproximaba a la chica se notaba este miedo y varios comportamientos inmaduros que la terminaron convenciendo definitivamente de que yo no estaba listo para esa relación, además de que ella ahora está pasando por problemas familiares complejos. Cuando por fin logré sentirme bien solo en mi compañía y entender varias cosas que antes no había interiozado, pues ya era demasiado tarde. Ella está en la distancia, solo tengo contacto con ella por chat y por esa vía no a imposible demostrar nada, además ella tienes sus problemas ahora y no va a apostar por alguien que demostró no estar listo después de todas las cosas por las cuales ella ha pasado y no tiene pensado volver a pasar. Sin más me dijo que "Esto no funciono y no pasa nada". Al final perdí esta oportunidad y pudo haber sido maravilloso, pero las circunstancias no se dieron así. Siento cosas como resentimiento, tristeza, incertidumbre y una amalgama de emociones por el estilo, pero se que ella no tiene la culpa y que cualquier sentimiento negativo hacia ella es mi ego, se que es algo interno mio y que justo ahí debe ser tratado. A ella no puedo mas que agradecerle por ponerme en la situación de enfrentar mis cosas y de alguna manera ayudarme con sus consejos y con su ejemplo. Por eso a día de hoy tengo mucho mejor control sobre mi y soy consciente de todo lo que me queda por mejorar. Quizás su misión en mi vida fue la de abrirme los ojos y dejarme esta dolorosa lección. Aun así no soy capaz de sentirme bien con la idea de haber perdido tal oportunidad, o la incertidumbre de que sigue a continuación a pesar de que intento vivir en el presente. Se que ahora debo conocer mejor al amor de mi vida, ese que siempre a estado a mi lado y he ignorado: yo mismo. No sé que siga ahora, estoy triste y lleno de incertidumbre, pero quiero avanzar, encontrar la paz con lo que tengo y no dañar a nadie más que me importe (incluyéndome) por culpa de mi ego.