EL ORGASMO: Las mujeres fingen más que los hombres

EL ORGASMO: Las mujeres fingen más que los hombres



"Háganlo, No lo finjan" fue el lema del día Internacional del Orgasmo Femenino.

Está comprobado por la ciencia que el sexo es bueno y no sólo para las relaciones de pareja, sino también para la salud. Si bien todavía se siguen investigando todos los beneficios, cada día aparecen nuevos resultados favorables.

El Día Internacional del Orgasmo Femenino, una singular efeméride que tiene su inicio hace más de diez años y que fue instituida por el concejal brasileño Arimateo Dantas, del pueblo de Esperantina.
El origen de su creación viene de cuando Dantas decidió a compensar a su esposa por algunas "deudas sexuales" que tenía y no se le ocurrió nada mejor que inventar un día especial para estimular el placer sexual lo más que se pueda.


"Háganlo, NO lo finjan" fue el lema de esta curiosa jornada. Una consigna acertada si tenemos en cuenta que el 54% de las mujeres declaró haber simulado "a veces" un orgasmo ante su pareja, según una encuesta hecha entre 13.349 latinoamericanas.


Aunque está comprobado por la ciencia que el sexo es bueno y no sólo para las relaciones de pareja, sino también para la salud, todavía se siguen investigando todos los beneficios ya que cada día aparecen nuevos resultados favorables.

Por ejemplo, un estudio británico comprobó que las personas que tienen varios orgasmos a la semana tienen un menor riesgo de morir en los años siguientes que aquéllas que lo experimentan ocasionalmente.

Las mujeres fingen más que los hombres...
Para la sexóloga y sicóloga Alejandra Quintero, la celebración del día del orgasmo "reafirma la capacidad de disfrute de las mujeres que durante muchos años ha sido censurado".

Sin embargo, la profesional recalcó que la finalidad de la sexualidad no es el orgasmo, sino el placer. "Es un día donde las mujeres nos reivindicamos en nuestra capacidad de sentir placer, pero eso no significa que tengamos que tener por objetivo único de nuestra sexualidad el logro del orgasmo", explicó Quintero a Cambio21.

Uno de los factores que ha dado un carácter oscuro ypero a la vez fascinante al orgasmo femenino, es que su obtención no deja pruebas. Los hombres que alcanzan un orgasmo eyaculan semen, mientras que las mujeres experimentan una amplia gama de sensaciones y sentimientos, además de que varía mucho en intensidad y duración, afirma la experta.

Quintero recalcó que "primero fue el orgasmo vaginal, luego las mujeres se embarcaron en la búsqueda del clítoris, para seguir con el Punto G. Fue entonces cuando descubrimos que ellas podían alcanzar altas cotas de placer una, dos, tres,...o tantas veces como quisieran en una misma relación sexual".

Por su parte, la sexóloga y bloguera Ana María Toledo asegura que "hay que hacer distinciones; muchas veces se piensa que todas las mujeres llegan al orgasmo a través de la penetración y sólo el 30% de mujeres lo alcanzan por este medio; existen muchos mitos como creer que si una mujer lo alcanza a través de la estimulación manual se considera que hay una disfunción, lo cual no es cierto".

El orgasmo femenino por lo general se relaciona directamente con la penetración, al ser el clítoris el órgano exclusivo de placer en la mujer que se estimula directamente. Sin embargo, existen otras medidas para alcanzarlo como por estímulo de pecho, por fricción, contracción de los músculos y a través de las fantasías.

"Siempre se requiere de un estímulo sexual efectivo que puede ser desde los pensamientos, la fantasía, las caricias, siempre debe haber estímulos internos que tengan que ver con aquellos externos que son las caricias, lo visual o a través de los cinco sentidos", señaló la sexóloga.

Científicamente el orgasmo se describe como contracciones mioclónicas de 0.8 segundos que se vuelven contracciones involuntarias. Es, en todo caso, una experiencia subjetiva, es decir que para cada mujer va a ser totalmente diferente.

La sexóloga Toledo recomienda que si se aparecen manifestaciones previas como aumento en las pulsaciones, aumento en la respiración, rubor sexual, que tiene que ver con la vasocongestión en la zona pélvica, erección del clítoris e incluso de los labios mayores y menores, le es más fácil alcanzar un orgasmo a la mujer.

Está comprobado que científicamente la anorgasmia, que es la incapacidad de llegar al orgasmo, se debe a factores biológicos como cambios endocrinos del cuerpo incluida la menopausia, las infecciones vaginales o los medicamentos que afecten la respuesta sexual femenina.

Las otras ventajas del orgasmo
-Previene ataques cardiacos al estimular el sistema cardiovascular.
-Favorece las defensas del organismo.
-Se relaciona con el aumento de los anticuerpos, en especial los que protegen contra gripes y otras infecciones.
-Se libera la hormona oxitocina y se elevan también los niveles de las endorfinas. Este cóctel hormonal tiene efecto analgésico, por lo que alivia los dolores.
-Fortalece los músculos del suelo pélvico y ayuda a evitar la incontinencia urinaria en las mujeres.
-Verdadera terapia de rejuvenecimiento. "El orgasmo estimula en las mujeres la producción de una hormona del crecimiento que favorece el aspecto juvenil", afirma el investigador David Weeks.
-Además, se bombea oxígeno a los tejidos lo que aumenta el flujo de nutrientes a la piel.