Nuevos virus y gérmenes patógenos amenazan la salud humana

Nuevos virus y gérmenes patógenos amenazan la salud humana
Alarma en Estados Unidos por el Hanta:

Los centros para el Control y Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos advirtieron que unas diez mil personas están en riesgo de haber contraído hantavirus, enfermedad transmitida por roedores y que registró un brote durante el verano boreal en el famoso parque nacional Yosemite. Hasta ahora se han confirmado seis casos y dos muertos. El virus provoca fiebre, dolor de cabeza y muscular, y una severa dificultad para respirar.

Virus del Nilo, lo que viene:

El concepto de enfermedad tropical (más bien ecuatorial) está en entredicho. La combinación entre calentamiento global y viajes intercontinentales ha facilitado que patógenos exclusivos de zonas cálidas y remotas se hayan asentado en otras latitudes. El caso más claro es el virus del Nilo Occidental, un microorganismo que se detectó por primera vez en 1937 en Uganda, cerca de una de las fuentes del gran río africano, y que ha colonizado ya EE.UU., donde este año ha causado 1.590 infecciones en humanos y 66 muertos.

La situación es tan peligrosa que se inició la fumigación de Nueva York. El rociado buscaba frenar una transmisión que, mediante la picadura de un mosquito, puede derivar en una enfermedad grave conocida como encefalitis equina, una patología que provoca daños neurológicos permanentes e incluso la muerte.

A pesar de estas medidas, Nueva York no es el lugar más afectado por el brote. "En 48 de los 50 estados que conforman el país se han reportado casos en humanos o aves. Tan solo Hawai y Alaska están libres de infecciones. Al menos en 43 de ellos se ha contabilizado un caso en humanos", dijo Lyle Petersen, directora de la división de enfermedades infecciosas del Centro de Control de Enfermedades (CDC). Este es el mayor número de casos desde la primera detección del virus en EE.UU., en 1999. Alrededor del 70% de ellos se han dado en los estados de Tejas (Dallas ya ha sido fumigada), Misisipi, Dakota del Sur, Oklahoma, Luisiana y Michigan.

Los síntomas varían de moderados a severos. Entre los más graves están la meningitis, la parálisis, y la encefalitis, que pueden ocurrir cuando el virus entra en el sistema nervioso central. El 10% de los pacientes con encefalitis fallece. Hay muchos factores que contribuyen al desarrollo de los síntomas: edad avanzada, inmunosupresión y factores genéticos. No hay tratamiento específico para la infección, ni tampoco hay vacunas.

Entre los posibles factores que explicarían la reaparición de este virus, según la CDC, se encuentran el calor que se registra desde el mes de junio, el aumento de las poblaciones de mosquitos, las elevadas temperaturas del pasado invierno -uno de los más cálidos de la historia de EE UU-, y la falta de lluvia.

Europa no se ha librado de la invasión del virus del Nilo. El año pasado el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) registró 130 casos en humanos dentro de la UE, y otros 207 en países vecinos. Este año van 115 y 224, respectivamente, pero la estación no ha terminado. El grueso de la enfermedad está en Grecia (106 casos este año, problema que se repite cada verano) y Rusia (202). Estas cifras se refieren a casos en humanos. En animales son muchos más y en los últimos años los ha habido en España, Portugal e Italia, entre otros.

La causa de esta expansión es mixta. "Por un lado está el calentamiento; por otro, los cambios en el entorno", explica Juan Martínez Hernández, profesor colaborador de la Escuela Nacional de Sanidad de España. En el caso del virus del Nilo, tanto el reservorio (donde habita) como el vector que lo transmite son muy comunes: pájaros y mosquitos. Por eso "no tiene freno".

Nueva cepa de la gripe:

Denominada H3N8, esta nueva cepa del virus de la gripe habría causado la muerte de 162 focas en Estados Unidos y podría avanzar entre las especies.

De continuar la expansión, puede representar una amenaza para la vida silvestre y la salud humana, según un estudio publicado en MBio, la revista de la Sociedad Americana de Microbiología.

Según los investigadores, es importante controlar un virus como este, que se origina en las aves, que posteriormente infectan a los mamíferos, con el fin de predecir mejor la aparición de nuevas cepas de gripes y evitar pandemias.

"Hemos identificado un nuevo virus en mamíferos, transmisible a los seres humanos", señaló la editora del artículo, Anne Moscona, del Colegio Médico Weil Cornell, en Nueva York.

La cepa H3N8 puede llegar a representar el primer avistamiento de un nuevo grupo de virus de la gripe, con el potencial de persistir y avanzar entre las especies. También tiene la capacidad de dirigirse a un receptor llamado SAa-2, 6, una proteína que se encuentra en el tracto respiratorio humano.