SITGES VERD, UNA ASOMBROSA EXPERIENCIA ECOLÓGICA (Por Rubén Adrián Valenzuela)

SITGES VERD, UNA ASOMBROSA EXPERIENCIA ECOLÓGICA (Por Rubén Adrián Valenzuela)




Una de las experiencias más estimulantes que me ha tocado vivir en el último tiempo tiene que ver con la naturopatía, una ciencia de la que creía conocer algunas cosas, pero que, en realidad desconocía totalmente
La naturopatía es la ciencia que estudia las propiedades y las aplicaciones de los agentes naturales (alimentos vegetales, plantas medicinales, agua, sol, tierra y aire), con el objeto de mantener y recuperar la salud. Nos enseña a seleccionar y utilizar todos los elementos inocuos que la naturaleza nos ofrece libremente. Y, gracias a ella, conocemos y desechamos aquellas especies que son perjudiciales para la salud y comprendemos y respetamos sus leyes, con el fin de alcanzar el equilibrio físico como mental y espiritual de nuestro cuerpo.
De la mano de Javier, propietario de "Sitges Verd", de la calle Ángel Vidal Nº 14, descubro que hay zumos concentrados de frutas para combatir los males de próstata, la presión arterial y hasta la depresión. En un rincón encuentro leches libres de lactosa, provenientes de frutos como el arroz, las almendras o las avellanas. Carnes vegetales que sustituyen con ventajas las carnes de cerdo, vaca, caballo, cabra o gallina. Y encuentro cosas ecológicas y prácticas como la "copa menstrual", que ayuda a las mujeres a prescindir de los tampones y compresas y que "adaptándose a la perfección al cuerpo de la mujer, respeta el entorno vaginal y evita las desagradables pérdidas".



- Este mundo es sorprendente, Javier. No imaginaba que había tantas cosas naturales y ecológicas.
- Se puede vivir en armonía con la naturaleza, de un modo ecológico sin necesitar para nada esos productos industriales que hay en el mercado y que son perjudiciales para la salud.
- Pero sería un modo de vida un poco caro. Los productos ecológicos valen mucho más que los industriales.
- En la medida que ha ido aumentando la demanda, los precios han ido ajustándose a la baja. Ya casi están a la par con los precios de los autoservicios.
Javier, que hasta hace poco regentaba también un aula integral de salud, cuyo salón en la calle Rafael Llopart ha debido cerrar por cuestiones de economía, no es médico ni estudió para ello, pero ya casi le llaman doctor, porque sus consejos, siempre acertados, permiten a muchos descubrir comidas, bebidas, suplementos y hasta cremas dietéticas.
- ¿Por qué se interesó por la naturopatía? ¿Hizo estudios especiales para ello?
- Yo elegí como profesión la carrera de empresariales, pero cuando descubrí la ecología y el naturismo me apunté a un curso de naturopatía, que en Francia ya estaba muy implantada.
- Como licenciado en empresariales hahbrá visto que aquí había negocio.
- Pero no lo hice por hacer negocio. Soy un convencido de que si nos cuidamos y comemos sano, aunque haya que pagar un poco más, se puede ahorrar mucho dinero en médicos, medicamentos y tratamientos para recuperar la salud.
- La crisis debe estar pasándole factura al modo ecológico de vida...
- No crea. Yo diría que en este sector la crisis se ha notado poco, porque el naturismo, la ecología biológica, va en alza. Cada vez hay más gente que se apunta a este modo de vida.
Explica Javier que en Sitges Verd colaboran muchos profesionales expertos en disciplinas tales como la reflexología podal, el Reiki, terapias orientales, shikun, taichi. Él mismo pasa largas temporadas en la montaña, buscando plantas medicinales propias de la fitoterapia. Para esas excursiones se hace acompañar por personas interesadas en conocer los secretos de la naturaleza.
- ¿Qué planta, hongo, árbol o mineral me puede recomendar para mi dolor de cabeza?
- El sauce blanco, por ejemplo. La aspirina debe su principal componente, el ácido acetilsalicilico, al sauce. De tal manera que si lo usamos para combatir el dolor de cabeza nos estamos librando de consumir toda esa química que viene en la aspirina.
- Veo que en la tienda tiene usted todo lo necesario para un modo de vida ecológico: Verduras, huevos, vinos, suplementos alimentarios, etc.
- Y aún así, muchas de las cosas que vendemos aquí son de importación. Hay que traerlas de Francia, donde nos llevan años de ventaja. Aquí, aun cuando el interés va en aumento, en el mejor de casos se llega a un 5% de la población la que se ha apuntado al naturismo.
- ME desconcierta un poco eso de la cosmética ecológica.
- Son productos tales como la crema hidratante o las arcillas para la limpieza del cutis, todas libres de parafina y parabenos. (rubenadrianvalenzuela@yahoo.es).