Multarán con hasta 750 € a los indigentes que pidan limosna en las calles de Valladolid

Multarán con hasta 750 € a los indigentes que pidan limosna en las calles de Valladolid
  • El periodista Rubén Adrián Valenzuela, editor de esta nota, caracterizado como mendigo en un reportaje para el diario La Tercera, de Chile




Prohibida la mendicidad en Valladolid con multas de hasta 750 euros, mientras se mantiene una subvención de 180.000 € para una corrida de toros. Una treintena de asociaciones recurrirán la singular normativa del Ayuntamiento de Valladolid.

Mientras la indigencia, el hambre y la inseguridad se adueñan de todas las comunidades autónomas en España -donde el paro se aproxima ya al 26% de la población activa y las prestaciones sociales se reducen hasta en un 30%-, en Valladolid
Los indigentes que pidan en las calles no sólo estarán expuestos a la desconfianza y la insolidaridad de los ciudadanos sino también a la acción de la Policía Municipal, que podrá imponer multas de hasta 750 euros por pedir limosna. Es uno de los aspectos que regula la ordenanza 'antivandalismo' aprobada en el pleno del Ayuntamiento con los votos del Partido Popular.
Al mismo tiempo, el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, mantiene "intocable" una subvención de 180.000 euros para una corrida de toros
La polémica regulación será recurrida ante los tribunales por 30 asociaciones de Izquierda Unida. El PSOE acusó a Javier León de la Riva de recuperar medidas propias de otros tiempos, en alusión al franquismo. El regidor popular entiende que, quien quiera colaborar lo puede hacer dando el dinero a Cáritas u otras organizaciones. Asimismo, afirmó que los indigentes que piden limosna son, mayoritariamente, "rumanos gitanos".

El PP defiende la conveniencia de esta norma para mejorar la ciudad y evitar el acoso de los ciudadanos por parte de personas que piden dinero en las zonas peatonales y en las rotondas. "No se trata de perseguir a nadie, sino de regular por el bien de todos", según el concejal de Seguridad, Manuel Sánchez, quien recurrió a normativas similares vigentes en numerosas ciudades del país.

Izquierda Unida asegura que no hay precedentes tan coercitivos en ningún municipio. El portavoz de IU, Manuel Saravia, puso el ejemplo de Barcelona, donde se prohíbe exclusivamente la mendicidad en caso coacción a las personas, cuando se impida el tráfico o haya menores o personas discapacitadas. En el caso de la capital castellano-leonesa el artículo es rotundo: "Quedan prohibidas las conductas que adopten cualquier forma de mendicidad en las vías y espacios públicos". Este tipo de redacción -según IU- equivale al texto que Galdós escribió en 1897 en "Misericordia" y la prohibición aprobada en la capital del Pisuerga "sintoniza" con los postulados de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y su antecesor, el ministro Alberto Ruiz Gallardón.

Los antecedentes históricos más retrógrados fueron recordados también por el socialista Oscar Puente, quien invitó al PP a reconsiderar los cambios. Para el PSOE "no hay excusas" ya que la explotación infantil está regulada por el Código Penal de 1995. Además, la treintena de colectivos integrados en la "Plataforma Ciudadana en Defensa de las Libertades entiende que con esta ordenanza se "criminaliza y persigue la expresión pública y actividades de todas aquellas ideologías que no encajan con el modelo de ciudad del PP". Además de la persecución de la mendicidad, estas asociaciones reprochan la regulación de la vestimenta o de la desnudez por razones de moral.
(rubenadriánvalenzuela@yahoo.es)
Consulta también