Antes acudían a la medicina natural cuatro raros. Hoy los raros son epidemia.

Antes acudían a la medicina natural cuatro raros. Hoy los raros son epidemia.
Homeopatía, acupuntura, medicina natural para combatir cualquier tipo de enfermedad. A esto se dedica desde hace ya 30 años Antonio Roldán, un prestigioso naturista granadino de vasta experiencia profesional que estudió en Barcelona y que desde entonces su vida y su trabajo están entregados a la medicina natural. Fundador de la primera Asociación Española de Acupuntores, de la Asociación de Acupuntores Catalanes (SAC) y de la Federación Española de Naturopatía (FENACO).
Se considera un hombre que mantiene las mismas curiosidades, ilusiones y ganas de aprender que en sus comienzos. A sus 60 años corre 10 kilómetros tres veces en semana, es un hombre deportista, vegetariano y amante de la vida natural. Comenzó su andadura profesional en Barcelona cuando tratarse con medicina natural era cosa de "cuatro personas raras", posteriormente pasó consulta durante trece años en Antequera y desde 1993 en La Zubia, su pueblo natal.

Sus pacientes llegan de toda Andalucía (Málaga, Córdoba, Jaén...) aunque también tiene pacientes que vienen de otras ciudades españolas (Barcelona, Bilbao...). Antonio es una persona muy querida por todos sus pacientes ya que como él mismo dice "no tiene pacientes sino amigos". Nos recibe en su consulta donde numerosos libros y frondosas plantas son testigos mudos de cada uno de los problemas que apresumbran a sus pacientes.

Granada Digital: ¿Se considera un curandero?

Antonio Roldán: No, por descontado que no. No tengo nada que ver con ese mundo. Tengo mis titulaciones, aunque la medicina natural no esté legalizada sí que está permitida, tengo mis responsabilidades como cualquier médico.

GD: ¿Es una medicina para todo y para todos?

AR: Para poder explicar esto es necesario saber en que consiste la medicina natural. Dar unas normas de funcionamiento en alimentación, ejercicio físico y descanso, en definitiva una forma equilibrada de vida.

Se aportan plantas medicinales que son fortalecedoras para el organismo, la función de la medicina natural es la de fortalecer la parte más débil del cuerpo y no frenar la que está fuerte.

Nunca trata de curar la enfermedad, es decir, al fortalecer la parte débil el cuerpo se estabiliza. Por ejemplo, para una persona que se resfría porque es friolera el ideal sería aumentar la temperatura del cuerpo en vez de tratar el resfriado. Las medicinas naturales son medicinas holísticas, esto significa que lo que se hace es tratar a las personas en todas sus facetas, intelectual, emocional y física. Está basada en la medicina hipocrática, Hipócrates fue un famoso médico y profesor griego que decía: "que tu medicina sea tú alimento y tú alimento sea tú medicina". El organismo funciona según la alimentación que lleves, existe el concepto de que sólo nutrimos la parte física pero unos ojos para poder ver o un oído para poder oír necesita sus nutrientes. En definitiva, todo el organismo necesita sus nutrientes y si algo falla pues se bloquea.

GD: ¿En que se diferencia la medicina digamos "oficial" de la natural?

AR: La oficial es Galénica, Galeno fue un médico árabe que decía que cada enfermedad tiene un remedio y por ello siempre se busca el remedio de la enfermedad. Además es la única medicina "organicista" que hay, el cuerpo se reparte en parcelas. Sin embargo el naturalista nunca pierde el concepto global de la persona, de que hay una persona sufriente delante a la que hay que ayudar para resolver sus problemas.

GD: ¿Son excluyentes?

AR: Cada medicina tiene una parcela de acción donde funciona muy bien.

GD: En medicina natural ¿exietn facultades, grupos de investigación, revistas científicas... ?¿Cómo se genera y comparten los descubrimietos en su ámbito?

AR: Hay una serie de conocimientos que se van ampliando conforme avanza la ciencia tanto en la natural como en la oficial. Hay laboratorios donde se investiga la medicina natural.

GD: ¿Qué es exactamente la homeopatía?

AR: La homeopatía trata los desarreglos funcionales o "enfermedades" con dosis infinitesimales de ciertas medicaciones que en grandes dosis provocan el mismo cuadro. Por ejemplo, tenemos un resfriado con mucosidad acuosa e irritante que comienza en el lado izquierdo de la nariz, acompañado de dolor de cabeza, lagrimeo no irritativo, estornudos frecuentes y todo se agrava en habitación caliente y mejora al aire libre, pues eso es un cuadro igual que cuando estamos pelando una cebolla. Este resfriado se puede curar en tres o cuatro horas con ALLIUM CEPA (cebolla). Pero no todos los resfriados son iguales ni se curan de la misma manera, algunos se agravan con el frío, por ello es fundamental realizar un estudio de cada caso.
La homeopatía es tratamiento con un similar mientras que la medicina oficial trata la enfermedad con un contrario, es decir, si tienes fiebre tomas un analgésico y si estás nervioso pues un sedante.

Otro ejemplo corriente de tratamiento de homeopatía sería el de un niño que padece insomnio desde que sus padres le prometieron un viaje a EuroDisney en vacaciones. El chico presenta una gran alegría, excitación, locuacidad (no para de hablar del viaje) y no consigue conciliar el sueño, es un cuadro exacto al de tomarse un café cargado, con una dosis homeopática de café se soluciona rápidamente la situación. Es una medicina maravillosa indicada sobre todo en niños y mujeres embarazadas.

GD: ¿Y la acupuntura?

AR: Para mí la acupuntura o medicina tradicional china es la "medicina reina" porque puede explicar de donde vienen todos los trastornos y funcionamientos de los órganos y el sistema. Se trata de una medicina basada en la energía que hace funcionar el cuerpo. Las primeras noticias que se tienen es de hace 5.000 años sin cambisar sus sistemas de tratamiento, debe ser lo suficientemente buena cuando aún perdura y además es actual. Para mí personalmente es una medicina del año 3.000 porque la mayoría de la gente no la llega a entender.

Se basa en las cinco energías que hacen funcionar todo el cuerpo, cada una de ellas nutre una parte intelectual, otra emocional y física. Para que haya buena salud las cinco deben estar en equilibrio porque por ejemplo si una nutre la tristeza lo hace con la alegría, si alguna de ellas se dispara o se desequilibria te produce mucha tristeza o alegria. Lo mismo ocurre con el frio y el calor, si nuestro cuerpo produce más calor seremos calurosos si por el contraria produce más frio seremos frioleros, con el miedo y el valor, con una excitanción nerviosa o excesiva tranquilidad y con lo que se refiere a funciones físicas ocurre exactamente lo mismo. Además cada una de ellas necesita una alimentación determinada para mantenerse activo y fuerte. Una alimentación desequilibrada desemboca en enfermedad.

GD: ¿Granada es una ciudad con recursos en lo que se refiere a medicina natural?

AR: Existen plantas y homeopatía en farmacias y herbolarios, son muy fáciles de conseguir ya que hay laboratorios que se dedican a ello desde hace 20 años más o menos.

GD: ¿La gente cree que todo esto se trata de algo alternativo para un público determinado?

AR: Hace 30 años cuando comencé en Barcelona la gente que se trataba con medicina natural y acupuntura eran "cuatro raros", hoy en día hay una "epidemia de raros" en la sociedad y ya no sólo tratamos esas enfermedades incurables que tratabamos antes. Ahora las madres nos llaman porque el niño tiene gripe o está extreñido. Han aumentado tanto los raros que ya a dejado de ser rara para convertirse en algo normal

Fuente: www.DiarioSalud.net