HbA1c, opiniones divididas para diagnosticar la diabetes

HbA1c, opiniones divididas para diagnosticar la diabetes
La hemoglobina glucosilada es la prueba ideal para diagnosticar la diabetes, según el Comité Internacional de Expertos. Durante el Congreso Mundial de Diabetes, celebrado en la capital de Emiratos Árabes, se ha debatido sobre si el progreso va en la dirección adecuada.

El Comité Internacional de Expertos formado por la Asociación Americana de Diabetes, la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes y la Federación Internacional de Diabetes recomiendan que la prueba idónea para diagnosticar esta disfunción es la hemoglobina glucosilada (HbA1c) siempre que se disponga de las garantías adecuadas en los laboratorios.

Sin embargo, su utilización sigue despertando controversia entre los facultativos. Por este motivo, dentro del Congreso Mundial de Diabetes que se ha celebrado en Dubai (Emiratos Árabes), se debatió sobre si la utilización de esta prueba es un avance más, o si se ha elegido el camino equivocado.

El Comité Internacional de Expertos ha declarado que la HbA1c es la mejor prueba para diagnosticar diabetes en las zonas con laboratorios acreditados

"Ninguno de los tres test actuales para hiperglucemia (HbA1c, glucemia en ayunas y prueba oral de tolerancia a la glucosa) es el idóneo, pero los últimos estudios remiten a la eficacia de una HbA1c", defendió Saul Genuth, de la Universidad Case Western Reserve, en Cleveland, Ohio (Estados Unidos). "Los datos que se obtienen con esta prueba son sobre tres meses y además está relacionada con la retinopatía diabética".

La gran ventaja de esta prueba es la facilidad de su manejo: con ella se puede sacar sangre al paciente en cualquier momento (ya que no exige preparación previa), la exposición crónica de la glucemia no se ve comprometida por el estrés o la dieta del paciente, y la variabilidad oscila entre el 1,7 y el 5,7 por ciento.

Consulta a la OMS


"La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha especificado que se puede usar como herramienta de diagnóstico siempre que existan unas garantías estrictas sobre su calidad y que los ensayos estén estandarizados", añadió Robert E. Ratner, del departamento de Endocrinología de la Universidad de Georgetown, en Washington (Estados Unidos). "Estas condiciones no se dan en la actualidad".

Ratner destacó que con la HbA1c el diagnóstico depende de la disponibilidad en el laboratorio y que presenta limitaciones con respecto a la raza, etnia o edad del paciente. "Incluso si nos encontrásemos en las condiciones ideales, esta prueba no tiene una sensibilidad óptima. ¿Cómo justificamos si no que este test no diagnostique al 40 por ciento de los diabéticos positivos?".

Por su parte, Genuth recordó que estudios como Nhanes o Detect-2 la avalan. "El único problema es que no hay suficientes laboratorios acreditados para realizar la prueba, el subdesarrollo de ciertos países y factores de riesgo que pueden confundir los resultados como el decrecimiento de los glóbulos rojos o los niveles de hierro bajos en anemias".

Fuente: www.DiarioSalud.net