Desarrollan un test portátil de detección rápida de drogas

Desarrollan un test portátil de detección rápida de drogas
Miércoles, 28 de noviembre de 2012.- También puede ser usado a nivel laboral, en el sector de empresas del transporte, en hospitales e incluso en farmacias.

La empresa española AlphaSIP ha presentado este viernes, tras cuatro años de investigación, el dispositivo 'CocaChip', capaz de detectar de una manera rápida el consumo de estupefacientes. Este dispositivo está orientado a los controles de tráfico en carreteras y ciudades.

En concreto, las drogas detectadas por 'CocaChip' son las anfetaminas, benzodiacepinas, cannabis, metanfetaminas, polvo de ángel, opiáceos, cocaína, feniticina, metadona, morfina y éxtasis. Para ello, y según ha explicado el cofundador y CEO de AlphaSIP, Miguel Roncalés, se toma la saliva de una persona mediante un hisopo, se coloca en una tarjeta que va conectada a un lector y, automáticamente y de manera sencilla y digital, ofrece los resultados en un tiempo de entre cinco y siete minutos.

"Esto es un tema de disuasión y de poder ayudar a un mejor control de seguridad. Está pensado para ver el momento ventana que está alterando la capacidad de conducción de una persona, principalmente las que están bajo los efectos de las drogas. No obstante, puede darse el caso de que una persona haya consumido hace unos días y de que no se detecte", ha explicado Roncalés, para insistir en que es un producto "ergonómico" que se caracteriza por su "portabilidad, ligereza, robustez, fiabilidad y seguridad".

Los resultados del proyecto, que ha contado con la colaboración de la Subinspección Central de la Policía Judicial de la Policía Municipal, han sido validados a través de un muestreo de campo realizado con pacientes del Proyecto Hombre, contrastados mediante contraanálisis a través de un laboratorio certificado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), está homologado por el Instituto Tecnológico de Aragón y dispone de la Certificación de Calidad del Marcado CE.

Pruebas piloto en Madrid y Aragón


"La Policía Municipal de Madrid ha hecho una prueba piloto --se ha hecho otra en Aragón-- y los resultados han sido bastante satisfactorios ya que para nosotros es una herramienta importante para la investigación de delitos contra la seguridad vial, donde se está haciendo hincapié por parte de las instituciones judiciales y fiscales, de la Dirección General de Tráfico (DGT) y del Ayuntamiento de Madrid", ha comentado el subinspector jefe de la Policía Judicial de Madrid, Pablo Enrique Rodríguez Pérez.

Otra de las ventajas que ofrece 'CocaChip' es su pequeño tamaño que, por primera vez, permite que sea transportado en moto ya que, según ha comentado el cofundador de AlphaSIP, actualmente los dispositivos que existen para la detección de consumo de estupefacientes tienen el tamaño de un "microondas". Además, ofrece la posibilidad de imprimir los resultados.

"Puedes tener dos equipos funcionando en un mismo control de tráfico, lo cual evita que se colapsen dichos controles y que no se acumulen coches en la cuneta, evitando así situaciones de riesgo para los agentes de policía gracias a que reduce el tiempo de espera de conductores que pueden estar bajo los efectos de alguna droga y que pueden hacer una locura", ha recalcado Roncalés.

Pero este dispositivo no sólo puede usarse en los controles de tráfico, también permite usos a nivel laboral con un enfoque hacia mutuas, aseguradoras y empresas de trabajo temporal; en el sector de las empresas del transporte, para evitar accidentes; en hospitales, centros de rehabilitación y clínicas psiquiátricas, para detección de consumo en pacientes; y, por último, en farmacias y distribuidoras farmacéuticas, para ofrecer la prueba con un justificante homologado.

"Es un proyecto exportable y competitivo, como España", ha destacado el director general de Industria y de la PYME del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Manuel Valle Muñoz, para informar, seguidamente, de que la elaboración de 'CocaChip' ha contado también con el apoyo del departamento ministerial dirigido por José Manuel Soria.

Este dispositivo se emplea ya en algunos municipios españoles y su comercialización en Europa y en Estados Unidos está prevista para el año 2013.

Fuente: www.DiarioSalud.net