Descubren propiedades tóxicas en el té de tila

Dra. Marta Marnet - 15 de febrero de 2013 - 15:05
Descubren propiedades tóxicas en el té de tila
Viernes 15 febrero 2013.- Investigadores de la Facultad de Química de la UNAM plantean la hipótesis de que los efectos del té de tila se presentan en la sangre y no en el sistema nervioso central. Más que un sedante, esta planta podría ocasionar la privación de oxígeno en el cuerpo



El té de tila es uno de los remedios de la tradición herbolaria más conocidos para disminuir la ansiedad, relajar y ayudar a conciliar el sueño. Sin embargo, experimentar estos síntomas en el cuerpo podría ser resultado de efectos tóxicos de la planta y no farmacológicos.

Andrés Navarrete Castro, investigador de la Facultad de Química de la UNAM, ha estudiado la tila mexicana. Aunque se habla del té de flor de tila, en realidad se trata del fruto, con forma de flor, de un árbol de género ternstroemia. Las especies más abundantes en México son dos: Ternstroemia pringlei y Ternstroemia sylvatica.

Estudiando los efectos de estas dos especies, los investigadores observaron que provocaba la muerte a los ratones de laboratorio a los que se administró el extracto. Además, encontraron que los compuestos con mayor actividad sedante y relajante eran al mismo tiempo los compuestos con mayor toxicidad.

Por otro lado, se dieron cuenta que la dosis efectiva coincidía con la dosis letal en los roedores. Estos resultados los llevaron a preguntarse si lo que estaban viendo era un efecto farmacológico o un efecto tóxico.

El doctor Navarrete Castro explicó que la planta disminuye el conteo de plaquetas en la sangre de los ratones de modo importante. Otros fármacos, agregó, como el cloranfenicol, también disminuyen las plaquetas, pero después de un uso crónico, en cambio, el extracto de tila, reduce en 90 minutos las plaquetas a sólo el 10 por ciento.

El especialista indicó que también se ha descrito que a las personas que tienen anemia el té de tila les provoca más sueño, por lo que se plantean la hipótesis de que los efectos de la planta se presenten en la sangre y no en el sistema nervioso central.

La hipótesis de los científicos es que la disminución de plaquetas causa a su vez una disminución de los glóbulos rojos y provoca hipoxia, una condición en que el cuerpo o un tejido se encuentra privado de oxígeno. La hipoxia podría ser la responsable de los efectos sedantes del té de tila.

Los investigadores de la Facultad de Química de UNAM continúan estudiando esta planta para, en un futuro, identificar el compuesto activo del té de tila.

Datos de la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana de la UNAM indican que la Ternstroemia pringlei crece como arbusto o árbol de hasta 15 metros de altura. Sus hojas son largas y tienen los bordes dentados con textura como de cuero. Las flores son blancas y los frutos parecen flores de color café.

Es considerada una planta silvestre, pues crece a orilla de caminos y en bosques tropicales, de montaña, encino y pino. Su hábitat ideal es el de climas cálido, semicálido y templado.

Como se mencionó anteriormente, se utiliza en el tratamiento de insomnio y nervios alterados. Además, en estados como Michoacán, se usa para aliviar dolores reumáticos, y en Jalisco se recomienda contra la tos. Se consume, principalmente, en infusiones.

Esta planta medicinal no cuenta con antecedentes históricos de uso medicinal y son pocos los estudios farmacológicos encontrados, de acuerdo con la Biblioteca de la Medicina Tradicional Mexicana, que puede consultarse en el siguiente link:

http://www.medicinatradicionalmexicana.unam.mx/presenta.html.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM


Fuente: www.DiarioSalud.net