Francia juzga ya el fraude de las prótesis mamarias PIP

Dra. Marta Marnet - 19 de abril de 2013 - 09:53
Francia juzga ya el fraude de las prótesis mamarias PIP
Viernes 19 abril 2013.- El Palacio de Justicia de Marsella, Francia, acoge desde este miércoles el juicio por el fraude de las prótesis mamarias de la empresa Poly Implant Prothese (PIP), por el que el fundador de la misma, Jean-Claude Mas, y otros cuatro extrabajadores se enfrentan a penas de hasta cinco años de prisión.

La empresa francesa fue fundada en 1991 y en 2010 cerró después de que sus implantes fueran retirados del mercado al descubrirse que usaban silicona industrial. En este periodo la compañía llegó a ser la tercera mayor empresa productora del sector, al vender alrededor de 300.000 implantes a más de 60 países, en más del 90 por ciento de los casos a países latinoamericanos y europeos.

Se estima que alrededor de 30.000 mujeres se sometieron a un implante mamario PIP sólo en Francia. A estas hay que unir un número aún mayor procedente de otros países, tanto europeos (en España, por ejemplo, pudo haber unas 30.000 afectadas) como de Latinoamérica.

Según la Agencia Francesa del Medicamento, de todos las prótesis analizadas desde el inicio del escándalo se estima que una cuarta parte eran defectuosas y presentaban algún tipo de rotura que propiciaba la salida de la silicona del interior, lo que había causado en muchos casos reacciones inflamatorias. Sin embargo, no se consiguió relacionar este incidente con un aumento del riesgo de cáncer como inicialmente se había pensado.