Médicos hacen autocrítica y ven necesario "cambio de mentalidad"

Médicos hacen autocrítica y ven necesario
Lunes 22 Abril 2013.- "No podemos esperar que haya un enfermero preso o un residente linchado en un hospital para darnos cuenta que es necesario generar un cambio", expresó Homero Bagnulo, expresidente e integrante de la Comisión de Desarrollo Profesional Continuo, del Fondo Nacional de Recursos (FNR).

Por la misma línea, fueron varios académicos que debatieron en la Facultad de Medicina sobre la situación actual del médico frente al cuidado de la seguridad del paciente y prevención de errores y coincidieron en la necesidad de un "cambio de mentalidad" en los procedimientos y en el trato del profesional con el paciente.

En ese sentido, el decano de la Facultad de Medicina del Claeh, Humberto Correa, dijo que "si se cambian las estructuras y no se cambia a la gente, no se puede generar una renovación".

Bagnulo consideró que Uruguay es "reactivo" y no "proactivo". A modo de ejemplo, mencionó el caso de los enfermeros Marcelo Pereira y Ariel Acevedo, procesados por el homicidio de unas 15 personas en el Hospital Maciel y la Asociación Española.

También se refirió a un médico de Florida, que en 2011 fue golpeado por familiares de un enfermo terminal, por la forma en que les comunicó la delicada situación del paciente. Según trascendió el profesional les dijo: "bueno, si se tiene que morir que se muera".

Bagnulo consideró "muy difícil" hacer entender que la autocrítica es necesaria, así como la corrección de ciertas "costumbres" instaladas en los profesionales.

"La seguridad del paciente va mucho más derecho al conflicto que la calidad de la atención, porque no se aceptan las correcciones.

Los jóvenes sí aceptan más los cuestionamientos; por eso debemos enfocar la atención allí y trabajar fuertemente" prosiguió.

Bagnulo se dirigió luego al subsecretario del Ministerio de Salud Pública, Leonel Briozzo, quien participó de la jornada y agradeció los aportes de los profesionales. "No es fácil encontrar autoridades que vayan adelante" dijo Bagnulo, dirigiéndose a Briozzo, aunque destacó que en los últimos años se "flexibilizó" el apoyo para trabajar en este sentido.

Evitar los errores en la carrera médica es la preocupación principal de los profesionales, aunque todos coincidieron en que la salud no es un área segura, y siempre habrá complicaciones.

Igualmente, el decano del Claeh señaló la necesidad de reducir al mínimo los errores. "A medida que el sistema se complejiza, y aumenta la cantidad de muertes, es necesario aprender a prevenir y manejar el error y la inseguridad, y reducirlo al mínimo" dijo Correa.

"Es muy importante romper las viejas costumbres, pero lleva mucho tiempo, y hay que abordar también a los médicos viejos en este proceso, pero tenemos que formar conciencia nosotros primero", agregó el decano.

Cambios en la currícula


El trato del médico hacia su paciente, cómo se dirige a él, cómo se comporta en situaciones límite y el cumplimiento de los protocolos en todo momento, fueron elementos señalados como esenciales en la formación de los futuros médicos.

Mariana Cora, del departamento de educación médica de la Udelar, destacó la incorporación de principios de seguridad del paciente en la reforma del programa de estudios en la carrera de Medicina de la Universidad de la República (Udelar) que se aplicó en 2008. Subrayó la necesidad de "enseñar cómo funciona el sistema, dónde se desarrolla la práctica profesional, dónde fallan".

Correa coincidió en este aspecto, al expresar que es necesario "que el estudiante sufra el problema, lo viva con el paciente y esté acompañado de un docente que lo pueda contener en ese momento".

No obstante, Cora admitió que "hay una cultura médica imperante que no permite desarrollar lo que se quiere enseñar". Por lo tanto propuso integrar estas enseñanzas en las carreras de grado, pero también fomentar la enseñanza médica continua.

Fuente: www.DiarioSalud.net