Estudio aporta nuevas evidencias que ayudan a la toma de decisiones en el trasplante pulmonar

Dra. Marta Marnet - 10 de mayo de 2013 - 09:58
Estudio aporta nuevas evidencias que ayudan a la toma de decisiones en el trasplante pulmonar
VIERNES, 10 DE MAYO DE 2013.- Cirujanos torácicos del Hospital Universitario Reina Sofía han llevado a cabo un estudio restrospectivo que ha permitido analizar la experiencia en trasplante pulmonar en este complejo sanitario, cuyo programa se inició hace ya 20 años.
El trabajo, que identifica factores de riesgo que influyen en los resultados del trasplante pulmonar, aporta evidencias sobre la inconveniencia de llevar a cabo la intervención cuando tanto donante como receptor no se consideran óptimos. Para tal fin, se ha hecho una revisión de la serie casi completa del programa de trasplante pulmonar (375 injertos en adultos y niños).
La autora principal del estudio, Paula Moreno, ha explicado que hay "determinados receptores considerados subóptimos, en los que no es aconsejable emplear órganos de donantes también subóptimos, porque la mortalidad en estos casos es muy elevada". Como responsables de este trabajo figuran los cirujanos torácicos Antonio Álvarez Kindelán y Carlos Baamonde.
El concepto de donante subóptimo indica que la persona supera los 55 años, los niveles de oxigenación se encuentran por debajo de 300 y presenta secreciones purolentas en la vía aérea o contusión pulmonar. Por su parte, un receptor se considera subóptimo cuando presenta fibrosis pulmonar, hipertensión pulmonar, necesita circulación extracorpórea y el tiempo de isquemia (periodo que trascurre desde que el órgano se extrae hasta que se implanta) es prolongado.
En este sentido, los cirujanos torácicos aseguran que cuando se dan estas circunstancias es mejor no llevar a cabo el trasplante, pues la tasa de mortalidad es muy elevada. Asimismo, entre las principales conclusiones del trabajo destacan que el principal factor de riesgo en estos casos está en el receptor subóptimo, más que en el donante subóptimo.
La escasez de órganos es la razón fundamental que motiva la realización de injertos cuando se dan estas circunstancias (donante y receptor subóptimos), si bien las nuevas evidencias aportadas por los especialistas del complejo sanitario cordobés aconsejan que es mejor no llevar a cabo el trasplante cuando coinciden estas dos circunstancias puesto que es mejor "trasplantar a otros grupos con más garantías de éxito".
CANDIDATO A PREMIO
El estudio ha sido seleccionado para uno de los premios más prestigiosos de la especialidad que se concederá en el próximo congreso de la Sociedad Europea de Cirugía Torácica (ESTS). A este congreso, que se celebrará a finales de mayo en Birmingham, se han presentado más de 400 comunicaciones procedentes de todo el mundo, de las que se han seleccionado 200 y, a su vez, de éstas solo seis son candidatas al premio Brompton --entre las que figura el estudio del Hospital Reina Sofía--.
Por otra parte, el Hospital Reina Sofía ha puesto a disposición de los pacientes recientemente nuevos recursos que permiten optimizar la función del injerto como es el caso del empleo de la ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea), un dispositivo que ayuda a realizar el trabajo del corazón y/o los pulmones antes y después del trasplante.
Además, en este centro también se han llevado a cabo los primeros trasplantes de lóbulos pulmonares en niños, que han demostrado su eficacia en pacientes pediátricos de pequeño tamaño ante la dificultad de encontrar órganos adecuados para ellos.
Fuente: www.DiarioSalud.net