En Paraguay, el embarazo precoz supera la media mundial

Dra. Marta Marnet - 6 de junio de 2013 - 16:47
En Paraguay, el embarazo precoz supera la media mundial
Jueves 6 junio 2013.-La tasa de fecundidad entre las adolescentes paraguayas de 15 a 19 años de edad es del 63 por cada 1.000 mujeres, superior al 49,7 de promedio mundial, según reveló el IPS (seguridad social) en un comunicado.

El alto índice de embarazos adolescentes muestra "la insuficiencia de las políticas actuales en materia de salud sexual y reproductiva, así como de las deficiencias en el acceso de este grupo poblacional a la información necesaria y a los métodos anticonceptivos adecuados", dijo la fuente.
Mostró también su preocupación por el inicio "cada vez más precoz" de las relaciones sexuales en Paraguay, con un 52 por ciento de mujeres de 15 a 19 años con una vida sexual activa, y una de cada diez adolescentes que han sido madres al menos una vez.
Entre las causas más comunes de los embarazos adolescentes, el IPS citó los abusos sexuales, que en su mayoría no son denunciados, la pobreza -asociada al poco acceso a la información de métodos anticonceptivos- y la violencia intrafamiliar.
El instituto alertó de que "el embarazo adolescente, si no es atendido debidamente, conlleva riesgos físicos, que pueden terminar en la muerte de la menor y del bebé".
Así, el 27 por ciento de los casos de mortalidad materna se debe al aborto, otro 27 por ciento a la toxemia, el 20,5 a las hemorragias y el 7,5 a la sepsis.
Como destacó el IPS, los riesgos de sufrir complicaciones y muerte durante el embarazo y parto o postparto son mayores entre las mujeres adolescentes que en las adultas: se duplican cuando la madre tiene de 15 a 19 años y se quintuplican si es menor de 15 años.
Además, los hijos de adolescentes tienen casi el 80 por ciento más de probabilidades de morir durante el primer año de vida que los que nacen de mujeres entre 20 y 29 años.
Otras consecuencias alertadas de los embarazos adolescentes son menos oportunidades de educación y, en ocasiones, el abandono total de los estudios, así como el fortalecimiento del círculo de la pobreza.
Como medidas para frenar los embarazos adolescentes, el IPS recomienda que el Estado invierta más "en educación pública, sobre salud sexual y reproductiva, con énfasis en la mejora social de la mujer, mediante la alfabetización, la educación y la protección legal de sus derechos".
Con una mayor atención a los adolescentes, añadió, se conseguiría "ubicar a Paraguay en una mejor situación económica (...) apostando al desarrollo nacional y al fortalecimiento de sus recursos humanos.
Fuente: www.DiarioSalud.net