La cirugía para adelgazar podría revertir los síntomas de la enfermedad de hígado graso

La cirugía para adelgazar podría revertir los síntomas de la enfermedad de hígado graso
Viernes 9 de agosto 2013.- La investigación ha demostrado que la cirugía de pérdida de peso puede beneficiar a las personas obesas en formas que van más allá de quitarse kilos, por ejemplo, provocando la remisión precoz de la diabetes tipo 2. Ahora, científicos han encontrado que la cirugía también puede revertir los síntomas de la enfermedad de hígado graso.

Los resultados, publicados este martes en la edición digital de Cell Metabolism, se derivan de la investigación sobre las muestras de hígado en pacientes normales y con sobrepeso, algunos con enfermedad de hígado graso y otros sin ella. Los resultados proporcionan otro ejemplo de los efectos de la cirugía de pérdida de peso que alteran el ADN.
La enfermedad hepática grasa no alcohólica (EHNA), que incluye un espectro de trastornos del hígado en personas con obesidad y diabetes tipo 2, es la patología del hígado crónica más común en los países industrializados. EHNA se ha convertido en uno de los tipos de enfermedades dominantes de todo el mundo.
En un estudio experimental, los investigadores analizaron muestras de hígado de 27 individuos obesos con diferentes etapas de hígado graso no alcohólico, 18 individuos obesos sanos sin enfermedad hepática y 18 con peso normal sin enfermedad hepática. La mutilación, una modificación química en el ADN que regula la expresión de genes, se altera en diversos genes en pacientes con hígado graso no alcohólico.
Los niveles de expresión de nueve de estos genes que codifican enzimas clave implicadas en el metabolismo y la señalización de la insulina también eran diferentes de los observados en individuos sanos. Por otra parte, los sitios de unión para las proteínas que afectan a la expresión de genes fueron enriquecidos en los genes de las enfermedades del hígado de los pacientes.
El doctor Joseph Hampe y sus colegas también encontraron que cuando compararon las biopsias hepáticas de los pacientes antes y después de la cirugía de pérdida de peso, los cambios en la metilación EHNA asociados fueron parcialmente reversibles. Los resultados demuestran que la cirugía de pérdida de peso cambia las propiedades químicas de ADN, lo que afecta la expresión génica.
"Estas modificaciones del ADN pueden apuntar a los primeros pasos en la evolución de la enfermedad y, por lo tanto, pueden dirigir la investigación futura", dice el autor principal, el doctor Hampe, del Hospital Universitario de Dresden, en Alemania. "En el muy largo plazo, puede conducir a nuevas opciones terapéuticas", concluye.
Fuente: www.DiarioSalud.net