Los «santuarios» del VIH son mayores de lo estimado

Los «santuarios» del VIH son mayores de lo estimado
Miércoles 30 octubre 2013.- Hasta 60 veces más grande de lo que se pensaba. Los famosos reservorios o «santuarios» del virus de inmunodeficiencia humana (VIH ) son mucho más grandes de lo que hasta ahora se pensaba.

Estos datos, explica Robert Siliciano, suponen un nuevo obstáculo en la carrera de la erradicación del VIH. Un trabajo, que se publica en Cell, muestra que el número de virus inactivos y latentes que permanecen en el organismo de una persona infectada es hasta de 60 veces superior a lo que se pensaba. Y estos virus que permanecen en el «banquillo» son una gran amenaza porque siguen conservando su capacidad de replicarse, incluso después de que los tratamientos más agresivos hayan tenido éxito.
Los resultados sugieren que los esfuerzos para erradicar el VIH pueden ser ineficaces a largo plazo si las terapias no se dirigen a los virus inactivos, que se llaman provirus. «Hemos visto que hay muchos más de estos provirus», afirma Siliciano, investigador del Instituto Médico Howard Hughes, en EE.UU. Aunque, reconoce, «esto no significa que no haya esperanzas para erradicar el virus algún día».

Virus latente


El VIH cuando infecta a una persona se dirige a las células T del sistema inmune, donde sus genes se integran con los genes humanos en la célula. Los genes virales contienen las instrucciones que activan las células T y las convierten en una fábrica productora de virus cuando éstos están activados. Sin embargo, explica Siciliano, en algunas células el virus permanece latente y no se replica ni produce nuevos virus. El problema es que todos los medicamentos antirretrovirales actuales se dirigen a los virus activos y todavía no se sabe cómo eliminar los inactivos. De hecho, hasta ahora ni siquiera se tenía una idea exacta del tamaño de esta reserva de provirus inactivos.
Según Siliciano los métodos empleados para cuantificar los provirus no daban una visión completa del problema. Su equipo, en el que trabaja Ya- Chi Ho, ha desarrollado una técnica que no sólo analiza el tamaño, sino también la composición del reservorio viral. Gracias a este sistema han visto que algunos provirus de los que se pensaba que no se podían activar en un futuro, en realidad sí pueden. Así, los investigadores han visto que el reservorio del VIH podría ser hasta 60 veces más grande que las estimaciones previas.
Este nuevo obstáculo en la carrera para curar esta enfermedad nos presenta un nuevo escenario, asegura Siliciano. «Ahora ya sabemos que si tratamos a un paciente con éxito, solamente estamos deteniendo a los virus activos. Pero aún quedarían otros latentes».

Prioridad


Pero el estudio no responde a una cuestión vital: ¿Por qué se reactivan los virus? «Pensamos que la reactivación del VIH se produce de una forma aleatoria -asegura Ho-. Aunque, en realidad no sabemos qué es lo hace falta para que se reactiven». Esa, afirma, «es nuestra siguiente prioridad».
Las noticias son especialmente desalentadoras para aquellos que trabajan en el desarrollo de fármacos que tienen como objetivo activar las células T con el fin de activar todas las copias del virus del VIH para eliminarlas. «Ahora ya sabemos que la activación de las células T no enciende todos los virus de nuevo», apunta Siliciano.
Fuente: www.DiarioSalud.net