Asocian el alzhéimer con la pérdida de espesor de dos capas de la retina

Asocian el alzhéimer con la pérdida de espesor de dos capas de la retina
Viernes 15 noviembre 2013.- Un estudio en ratones modificados genéticamente relaciona esta patología con el adelgazamiento de las capas nuclear interna y de las células ganglionares.

Un equipo internacional de investigadores que estudia la relación entre la pérdida de visión y el alzhéimer acaba de descrubrir que la pérdida de una capa de células de la retina podría revelar la presencia de esta patología.

Estos científicos, pertenecientes al Centro Médico de la Universidad de Georgetown (GUMC, en sus siglas en inglés) y a la Universidad de Hong Kong, en China, examinaron las retinas de los ojos de ratones manipulados genéticamente para desarrollar la enfermedad , tal y como explicaron ayer durante la presentación de su investigación en Neurociencia 2013, la reunión anual de la Sociedad para la Neurociencia.

"La retina es una extensión del cerebro, por lo que tiene sentido ver si también se encuentran en el ojo los mismos procesos patológicos que hay en el cerebro con alzhéimer", explica R. Scott Turner, director del Programa de Trastornos de la Memoria en GUMC y el único autor estadounidense de este estudio. "Sabemos que hay una asociación entre el glaucoma y la enfermedad de Alzheimer ya que ambos se caracterizan por la pérdida de neuronas, pero los mecanismos no están claros", añade.

Pérdida de grosor


Turner señala que muchos investigadores consideran cada vez más el glaucoma como una enfermedad neurodegenerativa similar al alzhéimer. La investigación se ha centrado en la capa de las células ganglionares de la retina, que transmite la información visual a través del nervio óptico al cerebro, antes, no obstante, de esa transmisión, las células ganglionares de la retina reciben información de otra capa llamada capa nuclear interna.

En su trabajo, estos investigadores analizaron el grosor de la retina, incluyendo la capa nuclear interna y la capa de células ganglionares y encontraron una pérdida significativa de espesor en ambas. La capa nuclear interna presentó una pérdida del 37 por ciento de las neuronas y la capa de células ganglionares, una pérdida del 49 por ciento en comparación con los ratones de control sanos emparejados por edad.
Fuente: www.DiarioSalud.net