Curiosidades del resfriado

Dra. Marta Marnet - 13 de marzo de 2014 - 09:02
Curiosidades del resfriado
Jueves 13 marzo 2014.- El resfriado es la enfermedad más común entre humanos, y nos hace enfermar entre dos y cinco veces al año, por lo que, a los 75 años de edad, habremos tenido alrededor de 200 constipados, y habremos pasado hasta tres años tosiendo y estornudando. También conocido como catarro o rinofaringitis aguda, se contabilizan alrededor de 80 millones de afecciones al año en España, las mismas que se calculan en este mismo momento en todo el mundo.

En este sentido, las curiosidades en torno al resfriado son innumerables. Los virus que lo causan se encuentran en todo el mundo y pueden sobrevivir en una superficie hasta 24 horas, por lo que nadie se escapa a un resfriado, un término que comenzó a utilizarse en el siglo XVI. Además, el resfriado no es exclusivo de los seres humanos, ya que gatos, perros, caballos y la mayoría de los animales puede constiparse.
El estornudo es uno de los síntomas más característicos del resfriado y la forma principal de contagio. Puede alcanzar la increíble velocidad de 150km/h y alcanzar hasta los tres metros, siendo imposible mantener los ojos abiertos.

Extremadamente contagiosos


El resfriado es muy contagioso, especialmente en casa y en el colegio, ya que se transmite de persona a persona a través de las gotitas de saliva que se expulsan al hablar, aunque no con el saludo con dos besos. Asimismo, con los pies fríos, las posibilidades de resfriarse se multiplican por tres.
Las personas que están resfriadas contagian más la enfermedad durante los primeros dos-tres días, siendo el periodo medio de incubación de unos dos días, tras los que aparecen síntomas característicos como picor de garganta, estornudos, goteo, secreción nasal y tos, que suele ser el síntoma final.
La mejor forma de evitar el contagio es no estar en contacto con las personas constipadas y lavarse las manos con regularidad. Además, ayuda seguir una dieta equilibrada, ingerir más frutas y verduras, y practicar deporte con regularidad. La única manera de prevenirlo sería vivir en condiciones de aislamiento, algo imposible.
Por último, los resfriados se producen en todas las épocas del año, pero son especialmente frecuentes en el otoño y en el invierno. La causa es que en los meses fríos tenemos más tendencia a estar en habitaciones cerradas y junto a otras personas, lo que aumenta la posibilidad de transmisión viral.
Fuente: www.DiarioSalud.net