Por qué es bueno para un niño tener un perro

Por qué es bueno para un niño tener un perro
La compañía de un perro podría reducir el nivel de ansiedad en niños.

(CCM Salud) - Los niños que tienen un perro en casa son menos propensos a padecer ansiedad que aquellos que no tienen mascotas, de acuerdo a las conclusiones de un estudio llevado a cabo por el Centro Médico Bassett en Cooperstown, Nueva York.

Tener un perro contribuye a reducir la ansiedad social de un niño puesto que el animal se convierte en la excusa perfecta para iniciar conversaciones y romper el hielo con gente nueva.

Al parecer, jugar con un perro desencadena una serie de respuestas hormonales en el niño que son beneficiosas desde un punto de vista emocional y conductual. En efecto, cuando un niño interactúa con un perro amistoso, libera oxitocina. Esta hormona, conocida con el nombre de hormona del amor, está involucrada en el establecimiento de relaciones sociales y en la formación de relaciones de confianza y generosidad. Además, la liberación de oxitocina disminuye los niveles de cortisol y reduce el estrés.

Los investigadores estadounidenses evaluaron el nivel de ansiedad en 650 niños a partir de dieciocho meses de edad, de entre los cuales el 58 % tenía un perro. Tan solo el 12 % de los niños que tenía un perro sufría ansiedad, frente al 21 % de los que no tenían una mascota en casa.

No obstante, la investigación - publicada en la revista Preventing Chronic Disease - no ha podido probar que exista un vínculo causal entre los perros y niveles de ansiedad más bajos en los niños, según informa el portal de noticias HealthDay News.

Foto: © Pixabay.