Huesecillos del oído con impresoras 3D

José_Bautista - 21 de diciembre de 2017 - 19:22
Huesecillos del oído con impresoras 3D
Han logrado crear este complejo sistema de huesos por primera vez con tecnología 3D.

Leia em português


(CCM Salud) — Un equipo de científicos de Estados Unidos ha desarrollado una técnica capaz de minimizar traumas e infecciones en el oído, especialmente en los huesecillos, gracias a técnicas de recreación implementadas en una impresora 3D.

Los huesecillos del oído (martillo, yunque y estribo), también conocidos como osículos auditivos, son tan sensibles como el tímpano y sirven para transmitir las vibraciones de este último hacia la cóclea, que lleva el sonido mediante impulsos nerviosos hasta el cerebro. Actualmente, cuando los huesecillos del oído sufren algún daño, son sustituidos por prótesis que registran elevados niveles de error y con frecuencia no funcionan.

Esta realidad podría cambiar pronto gracias a la nueva creación de los investigadores de la Universidad de Maryland (Estados Unidos), que fueron capaces de crear prótesis personalizadas para cada paciente gracias a las impresoras 3D. De esta forma, es posible ajustar las piezas a la perfección en el oído.

Los especialistas prevén que con esta tecnología la prótesis sea construida en el mismo momento de la operación quirúrgica, lo que mejorará los niveles de éxito de este tipo de intervenciones. "Si podemos anticipar que el tamaño incorrecto es una causa bastante probable de los fallos en los métodos actuales, entonces crear una prótesis personalizada, que quepa con precisión en el oído del paciente, es una buena alternativa", explicó Jeffrey Hirsch, que lidera el equipo investigador.

Los científicos subrayan que esta cirugía será aplicable solo a individuos que hayan perdido la audición debido a infecciones o daños en los huesecillos.

A pesar de lo prometedor de este descubrimiento, las prótesis todavía presentan algunos puntos que deben ser ajustados y mejorados, como la posibilidad de que los materiales empleados no sean biocompatibles, así como la necesidad de desarrollar tests funcionales. "Las prótesis actuales están hechas de titanio o minerales. Todavía no es posible imprimir esos materiales a una escala tan pequeña", aseguró Hirsch.

Foto: © Dolgachov - 123RF.com