Una solución frente a la artrosis

José_Bautista - 24 de abril de 2018 - 22:03

Una solución frente a la artrosis

Científicos han demostrado que las bacterias de la grasa pueden producir artrosis y presentan una alternativa.

Leia em português



(CCM Salud) — Un grupo de investigadores del Centro de Investigación Musculoesquelética (Center for Musculoskeletal Research) de la Universidad de Rochester, Estados Unidos, ha presentado un estudio en el que demuestran que el consumo de alimentos con grasa aumenta el riesgo de desarrollar artrosis, ya que los microorganismos que se crean en la flora intestinal para digerir estos alimentos podrían provocar la inflamación de las articulaciones. A partir de la constatación, han descubierto una solución para contrarrestar este efecto.

Tras las pruebas realizadas con ratones, los científicos descubrieron que las articulaciones de las manos, caderas y rodillas se vieron comprometidas en aquellos roedores que recibieron una dieta alta en grasas, ya que esta desrregula la flora intestinal y favorece la proliferación de microorganismos perjudiciales para el organismo.

De acuerdo con los resultados de la investigación publicados en un artículo en la revista JCI Insight, los expertos aplicaron un tratamiento con probióticos de oligofructosa que consiguió recuperar el estado saludable de las articulaciones de los ratones con problemas, aunque continuasen obesos, ya que estas substancias alimentan las bacterias beneficiosas para el organismo contra las perjudiciales que provocan la artrosis. "La oligofrutosa previno completamente la aceleración de la artritis ósea causada por la obesidad", informó Michael Zuscik, uno de los autores del estudio.

Por tanto, la artritis ósea también conocida como artrosis, que provoca la inflamación y degeneración de los cartílagos, especialmente en las rodillas, manos, cadera y columna, podría ser tratada con el reciente descubrimiento de estos científicos, es decir, a través de la introducción de bacterias beneficiosas en la flora intestinal y, claro, mediante la prevención de la obesidad, principal factor de riesgo del desarrollo de bacterias perjudiciales.

Foto: © Staras - 123RF.com