Batalla final contra la grasa saturada

José_Bautista - 17 de mayo de 2018 - 22:55
Batalla final contra la grasa saturada
La Organización Mundial de la Salud ha fijado en 2023 la fecha para la eliminación de estas grasas.

Leia em portugês


(CCM Salud) — La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado esta semana un plan mundial para eliminar las grasas saturadas en la industria alimenticia antes de 2023. Según este organismo, cada año mueren 500.000 personas debido al consumo de este tipo de grasas.

El plan, llamado REPLACE ('sustituir', en inglés), está conformado por seis medidas que deben ser implementadas por todos los países, con apoyo de la OMS, para reducir la presencia de las grasas saturadas a menos del 1 % de la ingesta calórica diaria de cada ser humano.

Entre las medidas señaladas por el brazo sanitario de Naciones Unidas hay propuestas para modificar las legislaciones acerca del uso de ciertos tipos de grasa, la creación de incentivos para fomentar el uso de alternativas más saludables, y la puesta en marcha de campañas de concienciación entre la población de cada país. "Implementar estas medidas representará una gran victoria en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares", declaró Tedros Adhanom, director general del a OMS.

Actualmente hay varios países, principalmente en Europa, que ya poseen una legislación contra el uso de las grasas saturadas. Por ejemplo Dinamarca, nación pionera en este tipo de normas, presenta el ritmo más intenso en la reducción de las muertes por enfermedades del corazón, en comparación con otros países con niveles de desarrollo económico similares.

Las grasas saturadas irrumpieron en la industria alimenticia a principios del siglo XX, tomando impulso principalmente a partir de los años 50. Su consumo está asociado a un aumento de los niveles de LDL (colesterol 'malo') y una disminución paulatina del HDL (colesterol 'bueno').

Foto: © Milkos - 123RF.com