Transfieren recuerdos entre seres vivos

José_Bautista - 28 de mayo de 2018 - 22:13
Transfieren recuerdos entre seres vivos
Por primera vez, han logrado traspasar recuerdos entre dos caracoles marinos.

(CCM Salud) — Por primera vez en la historia de la humanidad, un equipo de biólogos de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos) ha logrado transferir recuerdos entre dos sujetos de una misma especie.

Se trata de dos ejemplares de caracoles marinos y este logro fue posible gracias a que los científicos californianos extrajeron ARN de uno de los caracoles para inyectárselo al otro, descubriendo que se creaba una memoria artificial, según la investigación publicada en la publicación especializada eNeuro (en inglés). Para entender esta práctica hay que partir de que el ARN o ácido ribonucleico contiene las instrucciones necesarias para el desarrollo del ADN y las células de cualquier ser vivo, así como la información relativa al desarrollo de proteínas y numerosos procesos relacionados con, por ejemplo, la aparición de enfermedades.


El trabajo de los científicos consistió en aplicar cargas eléctricas de bajo voltaje y diferente duración en la cola de un caracol marino conocido como Aplysia. Gracias a estas descargas, el caracol desarrolló un reflejo defensivo a modo de aprendizaje para protegerse. El ARN de ese caracol fue posteriormente trasladado a otro ejemplar de la misma especie, y fue entonces cuando los expertos descubrieron que se comportaba de la misma manera ante los calambres que el caracol inicial, demostrando que había obtenido su conocimiento.

Este hallazgo supone un avance revolucionario en el debate sobre cómo se crean los recuerdos en otras especies, como los seres humanos. Hasta ahora la versión más extendida en el ámbito de la neurociencia sostiene que nuestros recuerdos se almacenan en las miles de sinapsis que posee cada neurona. Sin embargo, este experimento pone en duda esa afirmación y permite señalar que los recuerdos también podrían tener relación con el núcleo de las neuronas.

El descubrimiento también abre la puerta a futuras investigaciones y mejoras en el tratamiento de diversas enfermedades, como el Alzheimer o los trastornos postraumáticos, así como a la posibilidad —aún lejana— de restaurar recuerdos perdidos e incluso para transferirlos entre individuos de otras especies.

Foto: © Nobeastsofierce - 123RF.com