El peligro del dióxido de titanio

José_Bautista - 28 de agosto de 2018 - 19:18
El peligro del dióxido de titanio
Este aditivo alimenticio o industrial puede afectar a la salud cuando es inhalado.

(CCM Salud) — La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado el establecimiento de unos límites de exposición al dióxido de titanio ya que, cuando es fabricado en forma de polvo, puede provocar serios riesgos para la salud de las personas que lo inhalen. Las micro y nanopartículas de esta sustancia, que se usan para fines industriales y alimenticios, pueden llegar hasta zonas profundas de los pulmones o del tracto gastrointestinal y generar cáncer de colon o alteraciones en las células, entre otras consecuencias.


El dióxido de titanio grado alimenticio (TiO2) se utiliza como aditivo para conservar las propiedades de alimentos como repostería, crema de café y otros lácteos, así como de productos como la crema dental, las pinturas o la porcelana. El objetivo es otorgarle una apariencia más atractiva al alimento en cuestión. No obstante, un estudio de la Facultad de Estudios Superiores (FES) de Iztacala, de la Universidad Nacional Autónoma de México, ya demostró que esta substancia provoca el desarrollo de tumores en ratones.

En los envases figura bajo la nomenclatura E171 y, a pesar de que muchas autoridades han advertido de los peligros del abuso de los aditivos E, está tolerada la utilización del dióxido de titanio en Estados Unidos y en Europa desde los años 70. La OMS advierte que estos añadidos solo pueden usarse si es para un objetivo justificado y siempre que no alteren el valor nutricional del producto original ni afecten la salud del consumidor.

Foto: © woodoo007 - 123RF.com