Diverticulosis: un proceso muy frecuente a partir de los 40 años

Julio 2017


Diverticulosis y diverticulitis

Enfermedad diverticular del colon


  • La enfermedad diverticular afecta al colon.
  • El colon es la parte del intestino grueso que elimina los desechos del cuerpo.
  • La enfermedad diverticular se compone de dos afecciones: la diverticulosis y la diverticulitis.
  • La diverticulosis es la presencia de pequeños bolsas, abultamientos o hernias (divertículos) en el intestino grueso en el tramo correspondiente al colon.
  • Estos bolsillos se hinchan como puntos débiles en un neumático (llanta).
  • La diverticulitis es la inflamación de estos bolsillos.
  • Es una afección es muy frecuente y habitualmente no dá síntomas a menos que los materiales de desecho o las partículas de alimentos queden atrapados en los divertículos llenándose de baterías lo que origina la diverticulitis.
  • Se localizan con más frecuencia a nivel del colon sigmoideo, la parte más baja de éste.
  • Afectan sobretodo a los mayores de 40 años.
  • Más del 50% de los estadounidenses mayores de 60 años tienen divertículos y sólo un pequeño porcentaje de ellos presentará la complicación de diverticulitis.
  • La diverticulitis es causada por inflamación o, algunas veces, por una pequeña ruptura en un divertículo. Si la ruptura es grande, las heces en el colon se pueden filtrar a la cavidad abdominal, ocasionando una infección (absceso) o inflamación en el abdomen.

Causas de la enfermedad diverticular

  • Los médicos no están seguros de qué causa la enfermedad diverticular.
  • Parece que la causa principal es una dieta baja en fibra, es decir, consumir poca fibra habitualmente.
  • La fibra es una parte de los alimentos que el cuerpo no puede digerir.
  • Son abundantes en fibra las frutas y los vegetales.
  • La fibra permanece en el colon y absorbe agua, lo que facilita el paso de las heces en las evacuaciones.
  • Las dietas con poca fibra pueden causar estreñimiento. En estos casos las heces son duras y difíciles de pasar.
  • La constipación hace que los músculos se estriñan al evacuar heces: el estreñimiento puede causar la formación de divertículos en el colon.

Factores de riesgo

  • La prevalencia real de la enfermedad es desconocida, pero se calcula que afecta al 35-50% de la población.
  • Aumenta con la edad, alcanzándose una prevalencia aproximada del 5% a los 40 años, del 30% a los 60 años y del 65% en pacientes mayores de 80 años.
  • No existen diferencias en la prevalencia entre sexos.

Síntomas

  • En general la diverticulosis no dá síntomas.
  • El síntoma más frecuente es el dolor abdominal en la zona inferior izquierda del abdomen.
  • El dolor puede ser continua o aparecer en determinados momentos.
  • También puede acompañarse de gases y/o estreñimiento.
  • Puede provocar un sangrado sin dolor en el recto aunque es un síntoma menos habitual.

Diagnóstico

  • Historia clínica.
  • Enema de bario o enema opaco: el bario se inyecta en el recto y el colon y después se practican unas radiografías en las que se vé el colon.
  • La sigmoidoscopía es otro procedimiento que puede encontrar divertículos: se introduce un endoscopio en el recto y se visualiza el intestino grueso.
  • La colonoscopia también puede darnos el diagnóstico de divertículos: con él se puede visualizar una parte más grande del intestino que con el sigmoidoscopio.

Complicaciones

  • Formación de abscesos.
  • Perforación del colon que provoca una peritonitis.
  • Estenosis o formación de fístulas.

Prevención de la diverticulosis

  • Hidratarse mucho: beber mucho líquido (entre 6 y 8 vasos de agua al día).
  • Consumir abundante fibra (de30 a 35 gramos al día): reduce el engrosamiento de los intestinos y previene el estreñimiento y la formación de divertículos:
    • Seleccionar pan de granos enteros (integral) en vez de pan blanco.
    • Consumir postres de frutas: moras, bananas, duraznos.
    • Consumir las cáscaras de las manzanas, duraznos y peras.
    • Consumir frutas desecadas como pasas y damascos.
    • Utilizar más legumbres y vegetales en vez de carne en los guisos.
  • Ir al baño cuando se sienta la necesidad de ir: no reprimir la necesidad de evacuar el intestino.
  • Hacer ejercicio físico: moviliza los músculos de las piernas y caderas e igualmente los músculos del colon facilitando la evacuación.
  • No utilizar laxantes ni enemas si se tiene estreñimiento: pueden irritar más los intestinos y crear un círculo vicioso donde el organismo necesitará cada vez más de ellos.
  • Evitar café, chocolate y ciertos refrescos de soda: estas bebidas tienden a irritar los intestinos.
  • No fumar.
  • Evitar consumir comidas sumamente procesadas o alimentos grasosos, azucarados y picantes.
  • Evitar los alimentos que contengan semillas y masticar bien las palomitas de maíz (popcorn), ya que los fragmentos se pueden alojar en los divertículos y provocar la inflamación.

Saber más


Diverticulosis
Diverticulitis
Remedios caseros para diverticulosis y diverticulitis
Diverticulosis y diverticulitis

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 16 de marzo de 2011 a las 20:56 por DRA. MARNET.
El documento «Diverticulosis: un proceso muy frecuente a partir de los 40 años» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.